LOS PADRES DEL JOVEN ACUSADO POR ROBO CUESTIONAN LA VIOLENCIA DEL OPERATIVO POLICIAL

El caso del joven de 25 años que fue detenido el pasado lunes por un robo ocurrido en una quinta de nuestra ciudad, sigue generando repercusiones. Luego del parte de prensa emitido por la policía, los padres del chico contactaron a BRAGADO TV con el propósito de manifestar su malestar por la violencia con la que actuaron los efectivos durante la captura. Aseguran no querer defenderlo de las acusaciones penales, pero cuestionaron la violencia empleada en el operativo. También negaron que sea él la persona que aparece en la foto aportada por la policía.

El joven es Raúl Osmar Nones. “Yo no vengo a defender a mi hijo porque él ha hecho muchas cosas malas”, sostuvo Graciela, su madre, y agregó: “si llegara a tener algo que ver en esto que le están imputando, que vaya preso como tiene que ser”. No obstante aclaró que “me pareció muy mala la forma en la que actuó la policía”.

Según la mujer, “ellos tendrían que haber entrado –a la casa-, haber hecho el allanamiento si buscaban algo y aprehenderlo”. Considera que “le hicieron una cama” ya que “se arrimó el chico Aragonés y lo llamó; él -su hijo- salió a darle la mano porque es un conocido, y ahí lo manoteó, le pegó una trompada y salieron otros dos policías que estaban escondidos y le pegaron con manoplas de acero en la nuca hasta que lo voltearon”.

Graciela se pregunta “por qué esa forma –de actuar- si él en ningún momento se resistió”. “No tuvo tiempo de nada”, dijo.

Por su parte, Raúl Nones, padre del joven, negó que la familia haya intentado atacar a la policía, aunque reconoció que un hermano del detenido empujó a un efectivo. “Lo único que pedíamos es que no le pegaran, que lo levantaran del suelo porque él gritaba que lo estaban ahorcando”, manifestó, e incluso aportó un video en el que se observa la situación de tensión que se vivió en esos momentos. Además, negó que Raúl Osmar sea la persona que aparece en la foto del parte policial ya que es su otro hijo, quien también fue aprehendido a raíz de ese empujón.

Según la policía, Raúl Osmar Nones sería uno de los dos autores del robo de una garrafa y un automóvil Peugeot 505 ocurrido el 4 de agosto en una quinta de la calle Troilo, entre La Limpia y Los Ciruelos; el auto habría sido vendido como chatarra y luego destinado a la fundición. También lo acusa de haber ocasionado disturbios este fin de semana y de haber agredido a la policía en ambas ocasiones.

“Yo si mi hijo hace algo malo, lo entrego con todo el dolor del alma”, indicó Graciela, y mencionó el problema de adicción que tendría Raúl Osmar. No obstante, manifestó que “han hecho miles de allanamientos y nunca le han encontrado nada en mi casa”.

Entradas relacionadas