CAUSA PENAL PARA UNA CERVECERÍA ARTESANAL TRAS VIDEOS DONDE SE OBSERVAN A VARIAS PERSONAS REUNIDAS

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Una situación polémica quedó al descubierto en las últimas horas debido a una publicación en Instagram realizada por una joven. Difundió varias “historias” donde se observa a un grupo considerable personas reunidas, e incluso hace alarde de la situación con la frase “siempre fiesta”. La filmación llegó a manos de la policía, la cual rápidamente inició actuaciones por infracción al artículo 205 del Código Penal, con intervención del Juzgado Federal a cargo de Secretaria N° 4 del Departamento Judicial Mercedes. Se le atribuye la responsabilidad a una cervecería, aunque desde el local aseguran no haber estado en falta.

Según consta en un parte de prensa enviado por la policía, el hecho sucedió en la calle Irigoyen al 900, motivo por el que ya se informó a los responsables del lugar acerca de la causa penal que se inició al respecto.

En las historias correspondientes a la cervecería, se ve a cerca de 20 personas de ambos sexos: para la policía no cumplen las medidas de bioseguridad ni de aislamiento. También hay otras historias donde se contabilizan a 10 jóvenes bailando y consumiendo alcohol, aunque en ese caso se trata de otro lugar (posiblemente una vivienda).

Se llama a la reflexión de propietarios de comercios y/o casas quintas o cualquier lugar físico,  que desistan de organizar este tipo de reuniones ya que esto provoca una rápida propagación del virus que nos afecta, poniendo en riesgo la vida propia como la de terceros”, indican desde la Comisaría local.

LA POSICIÓN DE LA CERVECERÍA

Según manifestó Ernesto Artuso a BRAGADO TV, “están instruyendo una causa con un video que no es de mi bar”. Asegura que la policía le mostró las imágenes y que están tratando de atribuirle a su comercio lo que ocurrió en la segunda parte de las “historias”.

Manifestó que en el bar no hubo más de 22 personas, lo cual estaría dentro de lo permitido según la capacidad del lugar. Dijo que la música siempre estuvo baja y que la gente no se puso a bailar, e incluso remarcó haberles pedido a cada grupo que no superen las 4 personas.

Reconoció que algunos clientes no estuvieron sentados, pero consideró que no constituye una falta tan grave como para una causa penal y que se lo acuse de haber organizado una fiesta clandestina ya que, según él, no es así.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas

error: Este contenido está protegido!!