EL PROTOCOLO DE LOS KINESIÓLOGOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Una de las actividades que se había suspendido durante el primer tiempo del aislamiento social, preventivo y obligatorio era la atención kinesiológica, lo cual no sólo acarreó inconvenientes en los profesionales, sino principalmente en los pacientes. Afortunadamente, ya están trabajando, motivo por el que EL MEGÁFONO entrevistó ayer a profesional Cristian Rastelli.

Contó que, “por común acuerdo de los kinesiólogos de Bragado, se interrumpió la atención entre el 17 y 19 de marzo” ya que “todavía no había ninguna directiva del Colegio de Kinesiólogos”. Luego comenzó a regir el aislamiento, por lo cual la suspensión de actividades se tornó obligatoria.

Según Rastelli, el reinicio se concretó el 7 de mayo tras una nota enviada en abril al municipio donde todos los profesionales solicitaron la autorización para poder trabajar. Desde entonces pudieron hacerlo bajo un estricto protocolo.

Los pacientes ya no pueden concurrir con acompañantes, a excepción de personas con discapacidad o menores; se procura que lleguen a horario para evitar la espera; se quitó el cubrecamillas; se trata de tomar la mayor distancia posible; y las sesiones duran entre 40 y 45 minutos para desinfectar el lugar y airearlo.

Cristian dijo que “hay cosas que son más difíciles, pero estamos trabajando bastante bien”. Además, habló de los inconvenientes que acarreó en algunas personas la pérdida de movilidad durante la cuarentena.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas

error: Este contenido está protegido!!