VICTORIA MAFFASANTTI FUE ELEGIDA JUEZA DE PAZ CON FECHA DE CADUCIDAD: PODRÁ PERMANECER EN EL CARGO HASTA EL 2023

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Luego de un extenso debate, finalmente el Concejo Deliberante aprobó por mayoría la elección de Victoria Maffasantti como Jueza de Paz de Bragado. Hubo 11 votos a favor por parte de los bloques de Juntos por el Cambio, el PRO y Acción para el Desarrollo, mientras que otros 6 fueron negativos (el Frente de Todos y Daniel Disanti). Un dato a destacar es que se colocó una cláusula donde se especifica que el cargo finalizará como máximo el 10 de diciembre de 2023 (en simultáneo con la gestión de Vicente Gatica), con el compromiso asumido por parte del actual gobierno de que impulsará una nueva elección por concurso.

Maffasantti fue propuesta por el Ejecutivo Municipal, siendo la concejal Eugenia Gil quien presentó el proyecto. Dijo que “todas las voces fueron escuchadas” y que allí “están incorporadas una diversidad de voces”.

Las mayores críticas a la designación provinieron por parte del Frente de Todos, aunque en ningún momento se habló en contra de Maffasantti, sino de la forma en que fue elegida. Recordaron que meses atrás el Concejo Deliberante había aprobado un proyecto de resolución en el que planteaba la necesidad de una designación más democrática (“no a dedo”) y cuestionaron que el Intendente no lo haya cumplido. Fernando Neri (Acción para el Desarrollo) también habló en ese sentido, aunque en su caso particular se mostró confiado en que el gobierno lo cumplirá luego.

Sergio Broggi (Frente de Todos) dudó que la caducidad del cargo impuesta por el Concejo Deliberante tenga aplicación efectiva desde lo legal, cosa que también manifestó su compañera de bloque Natalia Schillizzi. Además, la concejala también cuestionó la fecha elegida ya que considera que “desdibuja la división de poderes” y “manifiesta que hay una connivencia entre el Ejecutivo y el Juzgado de Faltas Municipal”. Viviana Morossini (Juntos por el Cambio), por su parte, le aclaró que no sería una dependencia pura y exclusivamente judicial, lo cual habilitaría ese tipo de situaciones; “el Juzgado de Faltas es un organismo administrativo”, dijo.

Germán Marini (Frente de Todos) consideró que el proyecto del Ejecutivo “es una clara imposición”. En cuanto al oficialismo, compartió el deseo de avanzar hacia otra forma de elección del cargo y remarcó el compromiso de concretarlo en un futuro.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas

error: Este contenido está protegido!!