ARDUOS TRABAJOS EN LA PARROQUIA DE PORRES PARA LA REFACCIÓN Y REMODELACIÓN DEL PRESBITERIO

A poco tiempo de haber cumplido sus 50 años, la parroquia San Martín de Porres se encuentra transitando cambios de gran importancia para su mantenimiento y acondicionamiento. Se trabaja en la refacción y remodelación del presbiterio, motivo por el que ahora presenta temporalmente un aspecto diferente al que estamos acostumbrados.

Los trabajos son arduos ya que implicaron la remoción de todos los elementos que se encontraban sobre el altar, e incluso de las ornamentaciones sobre la pared que funcionaban como una especie de retablo. Además, se cambió el techo, lo que también obligó a quitar el machimbre que lo tapaba.

Las obras se enmarcan en la necesidad de resolver algunos inconvenientes edilicios, como las filtraciones que se registraban en el lugar y reparar los desagües. En tal sentido, se aprovechó la ocasión para hacer otros cambios que tenían en mente, como por ejemplo la futura colocación de una pila bautismal.

Entradas relacionadas