Armando Alfonso contestó a la nota de Orlando Costa: negó que en el 2007 se haya abandonado Ecobrag

Ante la nota de opinión publicada por el exintendente Orlando Costa acerca del basural a cielo abierto y el abandono de la planta Ecobrag característica de su gestión, el Ing. Armando Alfonso (funcionario durante el sanpedrismo) optó por redactar una respuesta ya que considera que algunas apresiaciones son inexactas. Negó que dicho abandono haya ocurrido entre el 2007 y 2015, habló de otro basural que el gobierno de Costa habría acrecentado en el Parque Industrial y también desmintió que Ecobrag haya realizado un tratamiento a la totalidad de los residuos de Bragado. Sin emabrgo, dijo coincidir en el resto de las cuestiones planteadas por el exintendente, fundamentalmente en lo que respecta a “una política de estado que clausure cualquier basural en Bragado”.

Alfonso destacó la importancia de Ecobrag. “La vi nacer, nadie me lo contó. Realmente admiré mucho ese proyecto, por lo innovador del momento y por mis inquietudes de cuidado del ambiente”, dijo. No obstante, aclaró: “es al menos inexacto que se haya abandonado Ecobrag en el 2007, sinó se pueden ver distintas obras que se realizaron para mejorar su eficiencia”.

Según el Ingeniero, “cuando asumimos, en la práctica solo 7 camiones de basura de los 17 que circulaban en Bragado y los cuarteles se procesaban en la separación y el resto era depositado a cielo abierto en el Parque Industrial. En ese marco, manifestó que el Centro Integral de Tratamientos de Residuos de la gestión de San Pedro (no logró terminarlo) tuvo el propósito de erradicar el basural del Parque Industrial y frenar el crecimiento del viejo, ya que haría un procesamiento de la totalidad de los residuos urbanos de Bragado.

Además, indicó que la planta de Ecobrag no sería cerrada, sino que se mantendría para abocarse a los resiudos de O´Brien, Irala y Warnes.

LA RESPUESTA COMPLETA

Un verdadero Centro Integral de Tratamiento de Resíduos

Se me ocurren estas reflexiones, ya que  Orlando Costa redactó una carta en la que coincido casi plenamente, solo me gustaría aclarar algunas cuestiones referentes al funcionamiento de la planta Ecobrag y su traslado, como parte del gobierno del 2007 al 2015. Mi intensión es hacer un poco de historia y dejar sentado que debemos estar de acuerdo en una política de estado que clausure cualquier basural en Bragado.

Mi primer contacto con la planta Ecobrag fue en el 2001 cuando participé como técnico electricista en la subcontratación para la instalación eléctrica de Ecobrag, así que la vi nacer, nadie me lo contó. Realmente admiré mucho ese proyecto, por lo innovador del momento y por mis inquietudes de cuidado del ambiente que ya traía de mis épocas de estudiante universitario. Es al menos inexacto que se haya abandonado Ecobrag en el 2007, sinó se pueden ver distintas obras que se realizaron para mejorar su eficiencia, como el alteo de sus pisos y relleno de todo el circuito interior de Ecobrag con piedra, ya que ante las lluvias se inundaba y no se podía circular. También se reparó la cinta principal y se instalaron calefactores para confort del personal. En ese momento, cuando asumimos, en la práctica solo 7 camiones de basura de los 17 que circulaban en Bragado y los cuarteles se procesaban en la separación y el resto era depositado a cielo abierto en el Parque Industrial. Era el 2do basural de Bragado que estaba a pleno lleno de bolsas de resíduos sucias (el desecho de la planta de separación) y la basura que se volcaba directamente sin procesar. Se continuaba en la parte de atrás del predio el compostaje de el orgánico en un playón y ya se habia dejado de producir humus por falta de personal que progresibamente se iba de Ecobrag. A su vez se había iniciado una cava en terrenos altos del Parque con intención de hacer alli el relleno sanitario con ese scrapp, restando posibilidades a la radicación de Industrias (actual sector recientemente vendido para una empresa local).

Debido a esto, se comenzó por desviar los camiones recolectores al basural (que ya estaba funcionando) pues era una zona impactada con resíduos con la intención de establecer alli el Centro Integral de Tratamiento de Resíduos, con todas las comodidades que tenía la planta Ecobrag pero modernizando su tecnología y ampliando su capacidad desde 17tn a 50 tn para así poder procesar todo el resíduo urbano. De esta manera, con fondos nacionales se aceptó la propuesta de una Industria radicada en el mismo Parque y se comenzó el traslado. Simultáneamente se debió clausurar el basural a cielo abierto que se había establecido en el Parque Industrial y se realizó una inversión millonaria con fondos del Municipio para lograr recuperar los predios para radicar empresas como a nuestro entender debe ser un Parque Industrial.

Siempre con el objetivo de procesar todos los resíduos, otra estrategia era readecuar la planta existente en Ecobrag, que era pequeña, a la recolección de la ciudad de Obrien y traer los resíduos de Irala y Warnes a esa otra planta. Luego estos serían procesados y se centralizaría la gestión de los productos vendibles en nuestra ciudad cabecera. El lugar elegido, también era donde los vecinos llevan su basura en Obrien, en el predio del viejo matadero. Todo esto era respaldado por el convenio marco realizado con el CEAMSE y la capacitación del personal a cargo, incorporando en ese momento un técnico univesitario en ecología y varias especializaciones en la Universidad Isalud en Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos.

Tal ves lo descripto ahora esté superado por la técnica, pero era perfectamente factible en ese momento con la decisión política de procesar TODOS lo resíduos urbanos y asimilables a urbanos. Además se inició una campaña que los vecinos deben recordar de recolección de los resíduos secos los martes y jueves, que mientras funcionó la planta en el Parque, dio mayor eficiencia a la separación y se obtuvieron muchos más productos reciclables.

Hay que desmitificar que la separación de resíduos y la venta de lo comercializable sea “reciclaje” y permita sostener el costo de toda la operación. Nada más lejos de eso, la ecuación no cierra si miramos lo netamente económico del flujo de dinero. La ecuación es ambiental y política, de cuánto dinero está decidida la comunidad en invertir en procesar los resíduos para evitar la contaminación ambiental, porque ese es el gran costo a evitar para nuestra población y las generaciones futuras.

Realmente debemos evitar los abandonos de políticas porque viene “el otro” y todo lo que se relacione con él debemos taparlo en lo posible. Nunca nada mas lejos de la realidad que en el 2007 se abandonó Ecobrag, considero que debimos hacer un esfuerzo enorme para repotenciarlo, con la experiencia adquirida, mientras que simultáneamente debíamos reactivar una Parque Industrial convertido en casi otro basural, para que las Empresas confiaran y comenzaran a radicarse, comenzando un camino virtuoso que fue drásticamente interrumpido en el 2015 y que ahora felizmente arranca de nuevo con la potenciación de la Industria y la generación de valor agregado, fuente de trabajo y progreso para la felicidad de nuestros compatriotas.

Entradas relacionadas