Benalal sobre el acuerdo de la UCR con Unidos por Bragado: “nos han pagado mal”

Uno de los temas que generó gran revuelo en el ámbito político local fue la renuncia de Gustavo Benalal como presidente del Comité de la Unión Cívica Radical. El fin de semana lo adelantó a BRAGADO TV y ayer lo reafirmó en dos entrevistas que mantuvo con los periodistas Diego San Román y Marcelo Méndez. A continuación compartimos la última, ya que allí amplió los motivos y habló sobre las sensaciones que le quedaron respecto de la situación de la UCR y la actitud de Unidos por Bragado (el partido vecinalista del Intendente). “Nos han pagado mal”, dijo.

Benalal enfatizó en que “no es que no hayamos querido hacer la alianza, sino que entendí que había un destrato y una desconsideración hacia la Unión Cívica Radical por parte de Unidos por Bragado, y eso es lo que motivó mi enojo y la renuncia”. Aseguró que “Unidos por Bragado también quería una senaduría y peleó por ella, pero no la consiguió en las expectativas que tenía, y esa imposibilidad hizo que nos hicieran pagar a los bragadenses por lo que no pudieron conseguir en la provincia de Buenos Aires”.

Sostuvo que el tercer lugar como precandidata a senadora provincial de Eugenia Gil “es mérito de ella y de la Unión Cívica Radical de Bragado, no de Unidos por Bragado”. Dijo estar conforme con ese logro seccional, pero aclaró que “en el nivel local no estoy para nada satisfecho con el acuerdo” ya que “pareciera que han obtenido lo mismo aquellos que tiran piedras desde la vereda de enfrente, y no se valoró a los que tratamos de negociar, de contemporizar y de ayudar al Ejecutivo”.

Según Gustavo, desde Unidos por Bragado “entendieron que éramos empleados o peones y nosotros lo que pretendíamos era cierta igualdad”. Además, pudo en duda que haya existido una negociación real para la lista ya que habría existido una imposición desde el sector del Intendente: “la realidad es que nos sentamos y nos dijeron ´ustedes tienen el segundo y el séptimo´, y cuando pregunte por qué, no me dieron ninguna explicación seria, dijo.

Indicó que “le deseo lo mejor al Ejecutivo Municipal y a Unidos por Bragado, pero no me satisface para nada cómo han actuado”. Respecto de su balance como presidente de la UCR, sostuvo que se lleva “un sabor amargo porque no he podido cumplir con los radicales que confiaron y con las expectativas que teníamos cuando llegamos a la presidencia, que era mantener la unidad del partido, engrandecer a la Juventud Radical con miras al 2023, engrandecer y potenciar el partido”.

Entradas relacionadas