CASO DEL POLICÍA QUE MATÓ A SU AMIGO: LA JUSTICIA LO CARATULÓ COMO “HOMICIDIO CULPOSO”

Frente a la gran conmoción que se registró ayer por la muerte de un bragadense de 22 años en la ciudad de San Andrés de Giles, tras un disparo en la cabeza accionado accidentalmente desde el arma reglamentaria de un policía de Bragado; desde el Ministerio Público Fiscal del Departamento Judicial Mercedes se emitió un comunicado con el propósito de brindar información oficial sobre lo ocurrido. En ese marco, indicó que la causa fue caratulada como “Homicidio culposo”.

Según el comunicado, “las luctuosas circunstancias del hecho se dieron cuando uno de los sujetos que se encontraban en el lugar, el cual resulta ser personal policial y amigo cercano de quien resultara víctima, se encontraba descargando el arma reglamentaria”. Luego, añadió: “la misma se disparó accidentalmente impactando el disparo en el cráneo, lo que produjo su deceso casi de manera instantánea”.

El informe aclara los motivos por los que ayer se demoró en la autopsia, atribuyéndolo a la espera de los resultados del análisis de Covid 19 “según lo dictado por el actual protocolo”.

En lo que respecta al efectivo policial imputado, mañana comparecerá ante el agente fiscal por el delito prima facie caratulado como “Homicidio culposo”.

Vale recordar que el policía es Héctor Iván Savietto (se observa en el medio de la foto), mientras que el joven fallecido era Diego Jesús Quinteros (el que aparece en la izquierda). También se encontraba presente el bragadense Nicolás Ramos (ubicado a la derecha de la imagen), quien era amigo de ambos.

El hecho sucedió en la vivienda que alquila Savietto debido a que se encontraba cumpliendo funciones en dicha ciudad (había terminado su turno una hora antes). Aparentemente, los amigos habían viajado para festejar su cumpleaños y planeaban regresar todos juntos a Bragado.

Entradas relacionadas