Comenzó la remoción de restos del viejo galpón derrumbado hace dos meses

Uno de los temas más relevantes del mes de abril fue la caída del viejo galpón de la calle San Martín al 1800. Afortunadamente, nadie resultó herido; sin embargo, los vecinos temían nuevos inconvenientes ya que en el interior quedaron restos que podrían constituir un peligro. La buena noticia es que, luego de dos meses, finalmente se iniciaron los trabajos de remoción.

Las tareas abarcan el desarme de la estructura metálica del techo y la quita de los restos de mampostería que se encuentran dentro del predio. Es cierto que el Municipio ya había retirado algunos escombros ni bien ocurrió el hecho, pero sólo se limitó a lo que se encontraba a su alcance, sin entrar en la propiedad (es decir lo que cayó sobre la calle y vereda).

Vale destacar que aún prosigue la investigación judicial respecto de quién es el responsable de lo que ocurrió. La sociedad propietaria alegaría que el supermercado CLC no estaría ajeno porque nunca se concretó la devolución de las llaves del lugar (los propietarios no aceptaron recibirla porque había una deuda de varios meses de alquiler), mientras que la otra parte considera que al momento del derrumbe ya se había desvinculado del galpón.

El lugar tenía una larga historia. Sus orígenes se remontanal desaparecido Frigorífico Bragado de la firma Chanzá, mientras que después funcionó la concesionaria Ford. Hubo varios cambios de funciones, siendo el último ligado al supermercado CLC.

Entradas relacionadas