CONCEJALES OFICIALISTAS PROPONEN RATIFICAR LOS DECRETOS QUE EMITIÓ EL INTENDENTE PARA EVITAR DARLE “RESPONSABILIDADES QUE NO LE SON PROPIAS”

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria en el país por la expansión del coronavirus, que nos llevó al aislamiento obligatorio y a la modificación de las tareas cotidianas, el Gobierno Municipal ha dictado varios decretos para regularizar la situación local. En este sentido, desde el bloque de Acción para Desarrollo – Juntos por el Cambio proponen un proyecto para “evitar acoplarle responsabilidades que no le son propias” y para “remediar y respaldar las decisiones que en la urgencia se han dictado”.

Mediante una gacetilla difundida en donde explican el proyecto, plantean que la pandemia de Covid – 19 “sacudió el sistema de salud, complicó la situación social y complicó a la mayor parte del sector comercial y productivo”, convirtiéndose en problemas que el intendente sumó a sus responsabilidades. Asimismo se destacó que para cumplir estas facultades existen los órganos legislativos y que “el Concejo Deliberante no debe ser olvidado”.

Agregarle el dictado de 14 decretos, que en su mayoría corresponden a materias propias del Departamento Deliberativo, implica hacerle asumir una responsabilidad innecesaria y no cuidarlo, expresó el texto que intenta explicar el contexto del proyecto de ordenanza. Al mismo tiempo se ponderó que los gobiernos municipales adoptan un sistema representativo y republicano en donde cada uno de sus actores debe cumplir con el rol para el cual ha sido designado.

El fin con el que se presentó el proyecto de ordenanza fue “para remediar y respaldar las decisiones que en la urgencia se han dictado desde el Departamento Ejecutivo Municipal”. Este mismo solicita: “Ratifiquese los decretos 241, 246, 253, 258, 261, 272, 283, 285, 288, 289 y 294 dictados por el Departamento Ejecutivo en cuanto se realicen recomendaciones, reglamentaciones, prohibiciones, se establezcan sanciones en materias de competencia del Honorable Concejo Deliberante de Bragado, conforme a la Constitución Nacional, Provincial, Ley Orgánica de la Municipalidades, Ordenanzas vigentes y demás legislación vigente”.

GACETILLA:

ORDENANZA PARA RESPALDAR Y RATIFICAR LA EMERGENCIA

Fernando NERI: “EL INTENDENTE NO DEBE ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE LEGISLAR”

Llevar adelante una gestión municipal implica enormes compromisos en épocas normales. La amenaza del SARS-CoV-2 (coronavirus) en Bragado sacudió el sistema de salud, complicó la situación social y complicó a la mayor parte del sector comercial y productivo. Todos estos inesperados problemas se sumaron al conjunto de responsabilidades propias del Intendente. Agregarle el dictado de 14 decretos, que en su mayoría corresponden a materias propias del Departamento Deliberativo implica hacerle asumir una responsabilidad innecesaria y no cuidarlo.

Además de la necesidad de cuidar la investidura del Intendente evitando acoplarle responsabilidades que no le son propias, existen en nuestro país motivos de profunda raigambre histórica, jurídica y política a los cuales no son ajenos los municipios.

Desde el punto de vista histórico, cabe recordar que cada vez que no ha funcionado el sistema republicano y representativo, y nos hemos acercado o hemos aceptado formas personalistas y/o unipersonales en el ejercicio del poder el precio pagado ha sido muy caro.

Desde el punto de vista jurídico los gobiernos municipales también adoptan el sistema representativo y republicano. El poder legislativo elabora normas de carácter general y el ejecutivo las ejecuta y administra. Esa es la base para el Presidente, Gobernador e Intendente. Para éste último la limitación es aún más severa dado que no cuenta con las excepciones del art. 99 de la CN y de la ley provincial 15.165 que autorizan excepcionalmente al Presidente y Gobernador a dictar decretos de necesidad y urgencia.

La política tiene la obligación ineludible de defender el sistema que da razón de ser a su existencia. Cada uno de sus actores, debe cumplir con el rol para el cual ha sido designado, de custodiar nuestra democracia y de encausar en el camino correcto las situaciones que nos alejan de ella.

Reglamentar el funcionamiento de los establecimientos comerciales, las condiciones de higiene y salubridad de los sitios o lugares de acceso público, el transporte de mercaderías, los espectáculos públicos, el tránsito de personas y de vehículos públicos y privados entre otras, y en definitiva el dictado de toda norma de carácter general, no corresponde al Departamento Ejecutivo, sino, al Departamento Legislativo al cual los Intendentes poseen la potestad de convocar de manera extraordinaria y urgente ante cualquier necesidad.

Atravesamos tiempos complejos. El Concejo Deliberante no debe ser olvidado. En estos momentos es su deber redoblar los esfuerzos para cuidar la institucionalidad del Intendente y proteger los derechos de los vecinos. El sistema republicano fijado en nuestra Constitución es la garantía establecida para salvaguardar a los ciudadanos de los errores que acarrea la centralización del poder.

Es por ello que he presentado un proyecto de ordenanza para remediar y respaldar las decisiones que en la urgencia se han dictado desde el Departamento Ejecutivo Municipal y manifestar que las responsabilidades y la función del Departamento Legislativo es indelegable y fundamental en la vida democrática de nuestro país.

Entradas relacionadas