Conversatorio: Marita Gelitti habló con Miguel Gallo

Esta semana se emitió un nuevo programa del “Conversatorio”, el espacio de diálogo y reflexión conducido por Marita Gelitti. En esta oportunidad, el entrevistado fue el diácono Miguel Gallo, quien recientemente recibió la ordenación diaconal en nuestra ciudad.

En principio, Gallo se refirió a una de sus tareas dentro de la parroquia: los bautismos. “En este período de pandemia mucha gente fue postergando el bautismo de sus hijos, mucha gente ahora bautizan a sus hijos después de que cumple el año, esperaron el año pero resulta que algunos llegaron con dos años”, explicó.

Siguiendo en la misma línea, Gallo explicó que a pesar de que hay menos casamientos por iglesia, afortunadamente los padres siguen bautizando a sus hijos. “La gente no deja de bautizar a sus hijos, se ha perdido el sacramento del matrimonio pero lo que no se ha perdido es llevar a sus hijos a bautizar, y la gente lo tiene claro. Vos le preguntás por qué querés que se bautice tu hijo y te dicen ‘porque quiero que sea hijo de Dios’, otra respuesta es ‘quiero que sea de la iglesia’, todas respuestas muy acertadas”, relató.

Yo les pregunto cómo permiten que Dios se meta en la vida de sus hijos y no permiten que Dios se meta en la vida matrimonial para que los guíe, los acompañe, los bendiga, y ahí se quedan como sin respuesta”, añadió el Diácono.

Galló también repasó sus inicios dentro de la iglesia. Fue alumno de la Escuela Nº5 y explicó que fue gracias a su mamá que conoció la fe. “Mi mamá era católica, era de la misa dominical y siempre se preocupó para que nosotros recibiéramos los primeros sacramentos, ella no empujaba sino que simplemente te tomaba de la mano y te llevaba y no hubo resistencia de nosotros por lo bueno que podía ser. La fe uno la recibe en el momento del bautismo, la semilla queda ahí”, relató.

Entradas relacionadas