DESCUARTIZÓ A UN HOMBRE E INTENTÓ TIRAR EL CUERPO AL RÍO LUJÁN

El miércoles por noche la Policía detuvo a un hombre que intentaba deshacerse de un cuerpo descuartizado en el río Luján. El asesino y detenido es Ignacio Ricardo Baladia, un escribano de 57 años oriundo de Morón, mientras que la víctima se trataría de un hombre de entre 20 y 30 años.

Según se conoce, el victimario llegó desde Morón conduciendo un BMW de color celeste hasta la zona del exbalneario Municipal de Luján, detrás del exrestaurante “El Colonial”. Eran aproximadamente las 21 horas y no circulaba nadie en la zona, salvo un hombre que trabaja como sereno en la ribera. A este le llamó la atención la llegada de un auto, por lo que se comunicó con el Secretario de Protección Ciudadana, Matías Lattaro, quien dio aviso a la Policía.

Una vez en el lugar, los efectivos escucharon un sonido proveniente del rio parecido al ruido que hace un objeto al chocar contra el agua. Al bajar por la escalinata, vieron un torso casi sumergido y enganchado a unas ramas. Pero también a un hombre calvo, de baja estatura y de unos 50 años que salía de la barranca con manchas de sangre. El mismo no opuso mucha resistencia a ser detenido y parecía estar en shock.

El cuerpo había sido trasladado en el baúl, que quedó llenó de sangre. Manchas hemáticas y algunas vísceras que se desprendieron de del cadáver seccionado, fueron quedando como huellas desde el terraplén donde estacionó el BMW hasta la orilla del río.

No se sabe quién es el muerto, dónde y cómo lo mataron, quién o quiénes lo asesinaron, por qué motivo, dónde está el resto del cuerpo, por qué el supuesto escribano vino a Luján a deshacerse del mismo y arrojarlo al rio. Pero aparentemente se trataría de un masculino.

El comisario Rubén González, en el lugar del suceso, mencionó: Cuando entró el auto, nos avisan que había un coche sospechoso, vienen dos móviles y ven que está vacío. Cuando bajan (los policías) por la barranca, ven a una persona que quiere salir corriendo y la detienen. Sabe que está preso por homicidio, pero no quiere decir quién es el muerto. Le preguntaron si le habían encargado deshacerse del cuerpo tampoco pero no dijo nada”.

Al cuerpo le faltaban las piernas. Hay viseras y manchas de sangre en la base. Y las zapatillas del tipo están llenas de sangre”, agregó el jefe del Comando de Patrullas. Los peritos deberán determinar la mecánica y data de muerte, entre otros aspectos de los muchos que hay por develar. Vale mencionar que se encontró una suma cercana a los 21 mil dólares en el interior del vehículo.

FUENTE: El Civismo – Luján en Línea

Entradas relacionadas