Detalles judiciales sobre el hecho de sangre que conmocionó a Bragado

Esta mañana, la ciudadanía bragadense se vio conmocionada por un hecho de sangre que tuvo lugar en la calle Alem al 700. Fuentes judiciales confirmaron varios datos a Bragado TV que permitieron conocer un poco más lo sucedido entre un hombre y su ex esposa.

Alrededor de las 11 horas, el servicio de emergencias recibió un alerta debido a que en inmediaciones de calle Alem al 700, una mujer de 40 años de edad se encontraba golpeada y ensangrentada sobre la vereda luego de haber mantenido una discusión con su ex pareja. Tras el arribo del personal policial y médico, se iniciaron las investigaciones para poder esclarecer lo sucedido.

Según pudo reconstruir la justicia en base a la investigación, y con los testimonios recogidos en el lugar y de la propia víctima, ambos habrían mantenido una discusión y en ese momento, Raúl Adolfo Martínez, de 73 años, le propinó un golpe con un martillo en la cabeza a la mujer, quien tras devolverle la agresión, salió en búsqueda de ayuda al borde del desvanecimiento.

La víctima presentaba una herida cortante en la cabeza y manchas hemáticas en sus ropas al momento de ser asistida por los vecinos, por lo que fue trasladada en una ambulancia al Hospital Municipal San Luis en donde se determinó que tenía una lesión cortante en la cabeza. Paralelamente, se presentaron en el lugar dos personas, una de las cuáles era conviviente de Martínez, y con quienes las autoridades policiales ingresaron a la casa donde habrían ocurrido los hechos.

Ahora se supo que en ese momento, una de las moradoras pregunta por su padre quien vivía en ese domicilio y a quien en principio no podían encontrar en ninguna de las habitaciones, por lo que se dirige hacia el fondo de la casa en donde se encuentra ubicado un galpón, y se encuentra con que Martínez se había ahorcado colgándose de un tirante con una soga.

La escena se mantuvo preservada hasta que llegaron las autoridades de la Policía Científica, quienes además determinaron que el hombre también tenía una lesión en el cuero cabelludo, aunque no fue de carácter mortal. Martínez tenía un arresto domiciliario y se encontraba cumpliendo con una pena privativa de la libertad por un delito caratulado como “Abuso Sexual”, y tenía fecha para un juicio oral en febrero del 2022.

Una de las hipótesis que sostienen es que Martínez, al ver la gravedad del golpe que le propinó a su ex pareja, asumió que se trataba de un eventual femicidio y por tal motivo, tomó la determinación de quitarse la vida. Por el momento, no se tienen precisiones sobre el motivo de la discusión.

En cuanto a la salud de la mujer, está evolucionando favorablemente en una sala común del Hospital Municipal San Luis.

Entradas relacionadas