DRAMÁTICA SITUACIÓN DE LOS EMPLEADOS DE “EL CENSOR”: DESTRATO Y AÚN DESCONOCEN QUIÉN ES EL DUEÑO DEL DIARIO

Una situación angustiante y desbordante es la que atraviesan los trabajadores del diario El Censor debido a la incertidumbre que existe en torno a su fuente laboral y también por el destrato que encuentran por parte de su/s empleador/es al no cumplir con todos los aportes que exige la Ley. Además, sufren un agravante: aún desconocen quién es el verdadero propietario del diario.

La situación fue denunciada ayer por los propios empleados a través de la cuenta oficial que tiene el medio de comunicación en Facebook. Escribieron un comunicado dirigido a “nuestros lectores, suscriptores, clientes y a toda la población” y comentan los motivos por los que el diario no ha salido a la calle: “pedimos disculpas y el acompañamiento de todos en esta lucha por salvar nuestra fuente de trabajo”, dicen.

En su mensaje, explicaron: “como es de público conocimiento el anterior propietario de EL CENSOR dice haber vendido el mismo desde hace ya unos meses, por eso al día de hoy los empleados nos encontramos con la incertidumbre respecto a nuestra fuente de trabajo ya que se nos adeudan aportes previsionales por un año, recibos de sueldos por casi tres años, vacaciones en algunos casos, nos cortaron la cobertura médica, y por si fuera poco recibimos maltrato ante algún reclamo ya sea de sueldos, insumos, etc. Sin contar además que aún no sabemos quién es el dueño/a”.

Vale recordar que el diario El Censor se trata de un medio de comunicación que recientemente cumplió 111 años y que desde el 1° de junio de 2016 estuvo en manos del contador Mariano Marini, quien se presentó públicamente como su director y propietario. En octubre del año pasado aseguró haberlo vendido, pero desde ese momento un velo de incógnita giró en torno a quién es el nuevo responsable.

Entradas relacionadas