EL BRAGADENSE ALEJANDRO PETEK DISERTÓ SOBRE VARIOS TEMAS VINCULADOS AL CAMPO: HABLÓ DEL GLIFOSATO Y CUESTIONÓ LA LABRANZA

El bragadense Alejandro Petek sigue siendo fuente de inspiración y de consulta para muchos productores interesados en mejorar sus técnicas de trabajo. En carácter de presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), el pasado jueves participó en el Ciclo Centro de Expertos que realiza Expoagro mediante Instagram Livey. Allí respondió consultas sobre diferentes temas que competen al agro, entre ellas el uso del glifosato y el rechazo a la labranza.

Algunos de los conceptos de Petek fueron reproducidos hoy por Clarín a través de una nota que publicó en la sección Rural. Hizo hincapié en la respuesta que dio el bragadense a las críticas al glifosato vertidas por el ministro de Ambiente y Desarrollo, Juan Cabandié. Defendió el uso del producto valiéndose de un informe del Conicet, el cual señala que el glifosato no tiene peligro, aunque aclaró: “eso no quiere decir que hay que fumigar a la bartola o bajar la alerta”.

Para Petek el debate debe ocurrir en el marco del conocimiento, y para eso es muy importante impulsar la ciencia. Tenemos que estar preocupados por todo: los alimentos y el ambiente en el cual vivimos e influimos”, dijo. “Vemos cuánto más amigable está el planeta, porque no andamos los seres humanos, no, los agricultores. Cada uno tiene su responsabilidad en el cuidado del medio ambiente”, agregó.

Según Alejandro, “un bidón de glifosato cerrado no le hace mal a nadie; en cambio, si a alguien se le ocurre tomarlo, seguramente no es bueno para su salud”. Sostuvo que “los productores no van a tirar litros de glifosato por demás”, lo cual atribuyó a “una cuestión de costos, y porque con este concepto de Agricultura Siempre Verde, buscamos usar cultivos de cobertura o doble cultivo para utilizar menos herbicidas”.

El ingeniero agrónomo resaltó que “los productores -en particular los de Aapresid- estamos preocupados por hacer que el ambiente donde vivimos sea cada vez mejor, y no solo utilizando correctamente los agroquímicos”. Dijo: “bienvenido un modelo agrícola en el que no tengamos que usar nada, que sea exitoso, pero siempre cuidando el ambiente mientras no caigamos en la labranza”.

De acuerdo a lo manifestado por Petek, “si caemos en la labranza vamos a erosionar los suelos, y eso es un desastre que la Humanidad calla y no denuncia, es cómplice”. En ese marco, explicó que Argentina es un país récord en mitigación de erosión en un mundo donde el el 90% de la agricultura se hace con labranza.

Entradas relacionadas