El Concejo Deliberante aprobó por mayoría la tolerancia cero de alcohol al volante

Una Ordenanza de gran peso de cara al futuro ha sido aprobada recientemente por el Concejo Deliberante de Bragado. Se trata de la tolerancia cero de alcohol al volante, por lo que quedará prohibido todo tipo de consumo de alcohol antes de manejar. El límite ya no será 0,5 g/l como lo estipulan las leyes nacional y provincial, sino 0 (cero).

El proyecto se abordó en VII Sesión Ordinaria que aún está en curso y obtuvo el apoyo de casi todos los concejales. El impulsor fue Germán Marini (Frente de Todos), en línea con la una propuesta de la asociación civil Estrellas Amarillas; mientras que Viviana Morossini (Reivindicación Radical) fue la única que se opuso.   

Marini enfatizó que la Ordenanza “busca el cuidado de la vida propia y del resto de los habitantes de nuestro pueblo”. Sostuvo que “tomar alcohol al conducir claramente disminuye las capacidades de cada uno, pero también peligra la vida de los demás”.

Recordó que la iniciativa ya había sido propuesta hace dos años y que en aquel entonces fue rechazada. Sostuvo que “era de avanzada” y que el “largo derrotero” ha hecho que en la actualidad pierda originalidad: “hoy no es novedad dentro de la normativa nacional, ya que hay siete provincias que están contemplando esta medida como una norma y en este momento existe un proyecto en el Congreso de la Nación pedido por la Agencia de Seguridad Vial”. Sin embargo, valoró el trabajo realizado por los concejales para lograr la mejor Ordenanza, motivo por el que dijo estar “orgulloso” por la forma en que quedó confeccionada. También destacó el apoyo obtenido por el director de Tránsito, Sergio Ledesma; y por la jueza de Faltas, Victoria Maffasanti.

Por su parte, Viviana Morossini manifestó que “independientemente de todos los sentimientos que lamentamos cuando hay alguna pérdida de vida humana o alguna secuela que resulta irreversible, yo no coincido con este proyecto y no lo voy a votar afirmativamente”. Aseguró que es “inconstitucionaly que su inaplicabilidad genera frustración en las personas.

La edil radical cuestionó que nadie le supo responder cuántos accidentes de tránsito estuvieron vinculados al consumo de alcohol en Bragado ya que “nadie se tomó el trabajo de fijarse”, y añadió que los mayores inconvenientes se registran por la ausencia de casco y otras cuestiones.  En ese marco, indicó: “creo y sostengo que debe hacerse una militancia permanente por el cuidado de las vidas y por la responsabilidad individual de los ciudadanos para que ajusten sus conductas”.

Otros concejales que se sumaron al debate son Nicolás Araujo (Juntos), Fernando Sierra (Coalición Cívica), Vicente Di Giorgio (Juntos) y Fernando Neri (Acción para el Desarrollo). Sierra consideró que “no debe haber matices” en cuanto al rechazo de personas alcoholizadas al volante, mientras que Araujo dijo estar conforme con cambiar el mensaje que se estaba ofreciendo a la sociedad: “hasta ahora hemos estado dando un mensaje que no es el correcto, que uno puede especular antes de conducir y que se podía tomar un poco antes de agarrar un auto”. En tal sentido, el edil del PRO opinó que la Ordenanza ayudará a “que se diga explícitamente que no se puede consumir alcohol antes de conducir”.

Vale aclarar que el concejal de la Coalición Cívica también agregó que la norma por sí sola no va a resolver la cuestión de fondo, sino que tiene que estar reforzada por otro tipo de cuestiones, como por ejemplo reforzar la capacitación y educación vial, más controles, y mayores exigencias a la hora de renovar y entregar las licencias”. Neri adhirió a dicha idea, ya que entiende a la Ordenanza como “una señal importante con un mensaje contundente”, pero remarcó que “la problemática del tránsito es más profunda” y que “es necesaria una estrategia distinta en materia de tránsito”; pidió mayores controles y “una estrategia a largo plazo”.

Entradas relacionadas