El Frente de Todos propone reducir el salario de los funcionarios públicos para crear un Fondo de Emergencia por el COVID

Mediante una gacetilla de prensa, este mediodía tomaron estado público tres proyectos de ordenanza impulsados por las concejalas María del Carmen “Pupy” Pan Rivas, Natalia Schillizzi y Guillermina Lhospice, representantes del bloque del Frente de Todos. Buscan adoptar medidas frente a la pandemia de Coronavirus, como por ejemplo la creación de un Fondo de Emergencia con dinero proveniente del salario y dieta del Intendente, funcionarios del Ejecutivo y concejales.

De acuerdo a lo comunicado, la iniciativa propone que el Fondo de Emergencia se cree con el 28% de los ingresos de cada uno de ellos y “sería destinado a atender necesidades urgentes que Bragado sanitariamente necesite”.

Vale recordar que en el mes de abril del 2020 se implementaron iniciativas similares, pero ya caducaron  porque sólo tuvieron una duración de 90 días. El Intendente había reducido su salario un 35%, los secretarios un 25%, los subsecretarios y directores generales un 15% y los directores un 10%, mientras que los concejales un 10% de sus dietas.

Esta vez las ediles lo complementan con otro proyecto que acentúa la merma de ingresos para el Intendente, los funcionarios y concejales ya que (además de retirarle el 28%) establece la modificación a la Ordenanza Impositiva para que sean exceptuados en los aumentos salariales previstos por el Municipio para este 2021.

Según indica la gacetilla, ambos proyectos de ordenanzas ya fueron ingresadas al Cuerpo Deliberativo para su pronto tratamiento. También fueron complementados con una tercera propuesta en pos de beneficiar a los rubros no esenciales que resultaron afectados por la pandemia el año pasado: “condónese con carácter excepcional la deuda devengada por el período fiscal 2020 en concepto de Tasa por Inspección en Seguridad e Higiene y Tasa de Servicios Urbanos para todos aquellos inmuebles con domicilio fiscal en el Partido de Bragado correspondientes a los rubros declarados no esenciales, donde se desarrollan actividades prohibidas por el régimen de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y prohibidas o permitidas con aforo reducido, en las Fases 2, 3, 4 y 5 del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO)”, indica.

Entradas relacionadas