El Frente de Unidad Docente abandonó la UEGD tras denunciar que la Jefatura Distrital no acata los acuerdos

Sigue la tensión entre los gremios docentes y la jefa distrital de Educación, Ana Aguilar. Esta mañana las secretarias generales de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), María Eugenia Calderón y Mónica Alfonso, comunicaron la decisión del Frente de Unidad Docente (FUD) de abandonar la Unidad de Gestión Estatal (UEGD). Denuncian que la Jefatura Distrital toma decisiones en forma arbitraria o que no acata los acuerdos democráticos dispuestos en las reuniones.

Según Calderón, la decisión ya fue comunicada mediante una nota a la subsecretaria de Educación, Claudia Bracchi. Indicó que “el Frente de Unidad Docente está muy preocupado” ya que las reuniones de UEGD “han dejado de tener el valor de instancia democrática, de debate, de consenso y disenso donde se llegaban a acuerdos que tenían que ser respetados por todas las partes”.

Consideró que en la actualidad “estos acuerdos no son construidos de forma democrática, o aquellos a los que se llega por consenso no son respetados y –desde Jefatura Distrital- deciden tomar otro camino unilateralmente”.

Calderón sostuvo que la decisión fue tomada “con mucho pesar” ya que las reuniones de UEGD son el espacio de debate que ellos aspiran tener. Sin embargo, opinó que el alejamiento es la medida más adecuada debido a que no cumplen el propósito establecido, y citó el caso de la Escuela Especial N°502 como un ejemplo del desacato (en las comisiones se acordó el traslado de la institución y luego se dispuso la continuidad en el mismo sitio).

Por su parte, Mónica Alfonso, fue enfática al especificar un responsable: Ana Aguilar. Dijo que “la forma de actuar y de gestión de ella no es la adecuada”, e incluso la acusó de tomar una decisión irregular en un establecimiento educativo: “asistió a una escuela y obligó a los directores a tomar a dos o tres pibes que no sé si serán conocidos de ella o por qué”, lo que consideró “grave” ya que “pasó por encima a la lista de chicos que están anotados para ingresar a esa misma escuela”.

En lo que respecta exclusivamente a las reuniones de UEGD, Alfonso remarcó que “si hay un acuerdo se tiene que respetar, porque sino para qué nos llaman”. Manifestó sospechar que “cuando -Aguilar- lleva las problemáticas a la comisión, antes fueron tratadas en otros lados con gente que no tiene nada que ver con la educación”. Además, indicó: “pasaron muchos gobiernos, pero esto nunca sucedió; siempre se mantuvo la posibilidad de poder conversar y discutir en forma democrática”.

Entradas relacionadas