EL FUNCIONAMIENTO DEL CEMENTERIO TRAS LA HABILITACIÓN DE LAS VISITAS

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Desde el inicio de la cuarentena, muchas han sido las familias que reclamaban la reapertura del Cementerio Municipal para despedir o visitar a sus seres queridos, pero no fue si no hasta hace algunas semanas que se habilitó este servicio, por lo que la directora de la necrópolis, Fernanda Palacios, explicó de qué manera están trabajando con los nuevos horarios.

El primer día nos visitaron aproximadamente 200 personas, todos con el protocolo sanitario correspondiente, el barbijo y el distanciamiento social, que eso me parece que hace que el accionar responsable de la mayoría de los ciudadanos se vean reflejados en los resultados que se están dando en Bragado”, comentó.

Los horarios de visitas en la emergencia sanitaria son de lunes a viernes de 8 a 12, y los fines de semana de 9 a 13 horas. “Nosotros queríamos ver cómo se manifestaba la gente para poder ampliar el horario, fue una prueba piloto”, contó Palacios.

Una de las modificaciones que ha adoptado la necrópolis tiene que ver con la prevención del mosquito del dengue, motivo por el cuál están promoviendo el uso de arena húmeda en vez de agua para rellenar los floreros. “Las canillas no tienen agua. En vez de tener agua, tienen arena húmeda”, detalló la Directora.

La otra modificación, es que no se pueden realizar velatorios para evitar la aglomeración de personas. Aún así, ante el fallecimiento de una persona, se le permite a los familiares directos despedir al fallecido directamente en el cementerio. “Nos duele pero por el momento va a seguir siendo así”, contó Palacios, a lo que detallaba: “El familiar puede llegar al lugar dónde se coloca el fallecido. Mis compañeros de trabajo hacen el servicio y dejamos que diez o quince minutos el familiar se despida.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas