EL RELATO DE MANUEL ANDUJAR TRAS HABERSE CONSAGRADO CAMPEÓN DEL DAKAR 2021

Manuel Andujar es un nombre que quedará grabado en la historia de una de las competencias más exigentes del mundo: el Dakar. El joven oriundo de Lobos tiene una conexión familiar con Bragado, y a pesar de su corta edad lleva varios años desarrollándose como profesional, lo que finalmente tras tantos sacrificios ha dado sus frutos al coronarse como máximo campeón en la categoría “quads” del Dakar.

Fue algo que lo veníamos buscando desde hace mucho tiempo así que desde el momento que se hizo realidad lo empezamos a disfrutar tanto con mi familia como con mis amigos”, explicó el joven piloto en diálogo exclusivo con Enrique Giannino para ‘EL MEGÁFONO’.

La primera vez que dije ‘quiero correr en cuatri’ fue en el circuito de Bragado. Mi padre es de Bragado y habíamos ido a ver una carrera ahí”, relató Andujar. A pesar de que su padre fue quien le enseñó su pasión por las carreras, no le fue fácil aceptar la decisión de su hijo por competir, sin embargo al ver que insistía en la idea de hacer profesional lo aconsejaron y lo apoyaron.

Cuando vieron que no me podían frenar, tanto mi mamá como mi papá me dijeron ‘si lo querés hacer, hacelo, es tu sueño y nosotros te vamos a apoyar, pero hacelo de la mejor manera, entrenate, andá con profesores, aprendé a hacerlo bien para tener menos riesgos’, y así lo hicimos”, explicó.

Andujar habló sobre todos los sacrificios que hizo para volverse profesional, perdiéndose muchos eventos y tiempo con sus amigos o su familia, recordando incluso que pasó más de 1 año y medio fuera del país para entrenar, sin embargo reconoció que todo ese esfuerzo dio sus frutos ya que se coronó como campeón en una de las competencias más importantes a nivel mundial.

Manuel también relató una de las experiencias más atípicas que le ha tocado vivir en la competencia: “En el Dakar 2018, en la primera etapa del Rally Dakar que corrí en mi vida tuve una rotura en el motor a mitad de etapa, en el kilómetro 200 rompí el motor y me quedé reparándolo hasta las 8 de la noche y hablando por teléfono satelital con mi equipo les decía ‘yo creo que voy a salir, si me faltan 200 kilómetros más’, yo calculaba 100 kilómetros por horas y en 2 horas salía. Resultan que los 200 kilómetros que faltaban eran todos de dunas de un promedio de 30, así que tuve que salir de noche en el medio de las dunas de Perú, que son dunas altísimas, dunas de 4 kilómetros, y a las 3 y media de la mañana llegué al campamento”.

Andujar también comentó que otro de los factores que lo ayudaron a coronarse como campeón fue que “este año he tenido un golpe de madurez en donde dejé de competir contra personas y empecé a competir contra el Dakar, me empecé a enfocar tanto en eso, no tuvimos tantos problemas y todos los problemas que tuvimos tratábamos de sonreír y a decir ‘mañana será otro día’.

Entradas relacionadas