ENTIERRO SOLITARIO Y EXPRÉS PARA EL CASO SOSPECHOSO DE CORONAVIRUS QUE FALLECIÓ EN NUEVE DE JULIO

Horas difíciles son las que atraviesan los familiares y allegados del caso sospechoso de Coronavirus que falleció ayer en la vecina ciudad de Nueve de Julio. Al dolor que inevitablemente causó la muerte de la mujer, se sumó la necesidad de acatar las estrictas restricciones impuestas por el protocolo para evitar posibles contagios de Coronavirus (COVID-19), por lo que no hubo velatorio, y el entierro se efectuó en forma rápida y sin la participación de familiares ni allegados.

Según informó el portal Cadena Nueve, el cuerpo fue introducido en una bolsa de protección.  Posteriormente se le dio aviso a la Sala de Servicios Velatorios para que personal entrenado lo colocara en el féretro y se completó el papeleo de rigor.

El cuerpo fue llevado rápidamente al cementerio público en un coche fúnebre o furgón sanitario y lo acompañó un auto de duelo para cuatro personas, aunque sólo pudieron llegar hasta la puerta de la necrópolis, ya que está vedado el acceso. El resto de los familiares, amigos y allegados no pudieron tener ningún tipo de participación.

Además, se informó que los deudos deben evitar saludar en forma presencial a los familiares de la difunta, a los fines de evitar todo contacto o encuentro personal.

Vale recordar que la mujer se encontraba aguardando el resultado del hisopado ya que era considerada un caso sospechoso de Coronavirus. Estaba internada en la Clínica Independencia de Nueve de Julio y, según el parte oficial, “presentaba comorbilidades cardiológicas”.

Entradas relacionadas