ESTUDIANTES DE LA PROMO ´20 SORPRENDIERON A PROFESORES EN SUS CASAS CON UN PEDIDO ESPECIAL

No caben dudas que los estudiantes del último año de la escuela secundaria son uno de los grupos etarios más afectados anímicamente por la pandemia de Coronavirus. No por los efectos directos de la enfermedad, pero sí por las consecuencias colaterales que acarreó el aislamiento, ya que se vieron imposibilitados de realizar la mayoría de los festejos que tenían programados por su egreso. No obstante, siguen batallando para cumplir al menos algunas de las actividades tradicionales, como por ejemplo la elección de sus padrinos, aunque también debieron adaptarlo a formas poco habituales…

La elección de la madrina y el padrino de curso siempre constituye un hecho emotivo ya que significa una invitación de parte de los estudiantes a que personas específicas de la comunidad educativa los acompañen en el momento del egreso y sean los encargados de entregarles su diploma. Toda persona elegida, generalmente profesores, es porque cumplió un rol especial en la trayectoria escolar de los egresados.

Ante tal situación, a toda la carga emotiva que acarrea la elección de los padrinos, se le sumaron otros gestos adicionales por parte de los estudiantes: fueron hasta los domicilios de los profesores y les hicieron la propuesta con formas muy originales, generalmente acompañadas por un regalo.

En la mayoría de los casos los profesores fueron sorprendidos con bocinazos en su puerta. Al salir recibieron obsequios comestibles (mayoritariamente tortas) acompañados por la frase “querés ser nuestra madrina/padrino?” (y en algunos casos también con videos alusivos),lo cual motivó repuestas positivas con genuina emoción. Se lo vio a través de las redes sociales mediante filmaciones que realizaron los propios egresados de Comercial y Agrotécnico.

Entradas relacionadas