Extensa sesión del Concejo Deliberante sin demasiadas novedades: mucho énfasis en temas “viejos” o nacionales

Tal como estaba previsto, el Concejo Deliberante realizó ayer su primera Sesión Ordinaria del 2021, lo cual sirvió para que diera tratamiento a los proyectos que quedaron pendientes del último tramo del 2020 y lo que va del 2021. Fue maratónica debido a que duró más de 7 horas y concluyó a las 3 de la madrugada; sin embargo, las novedades fueron pocas ya que la mayor parte del tiempo fue dedicada por los concejales a opinar sobre cuestiones nacionales o para volver a poner en agenda temas ya caducados. Hubo avances en materia de integración y se aprobó el proyecto de resolución sobre la Casa del Estudiante de Chivilcoy.

Acorde a su costumbre, muchos concejales realizaron un amplio despliegue en pronunciamientos sobre temas del ámbito nacional. El Frente de Todos no logró aprobar el repudio al uso de bolsas mortuorias en la marcha opositora de hace un mes y la totalidad del Cuerpo dedicó aproximadamente 50 minutos a otro proyecto que terminó desaprobado sobre un beneplácito al impuesto a las grandes fortunas (el Congreso de la Nación lo aprobó en el mes de diciembre).

Fernando Neri (Acción para el Desarrollo) insistió con su pedido para que el Ejecutivo de participación al Concejo Deliberante en cuestiones vinculadas a las medidas sobre la pandemia ya que considera que son enviados mucho tiempo después como un mero trámite para su aprobación y no en el momento oportuno en que se debieran debatir sus alcances. “No tiene por qué el Ejecutivo en un acto autoritario, dictar decretos de esta naturaleza para mandarlos 7 meses después”, dijo, aunque aclaró: “voy acompañar la ratificación pero tómese debida nota de lo que estoy pidiendo porque no es complejo y no tiene que ver con recursos sino solamente con actitudes”.

EL INSULTO A MOROSSINI

Otra cuestión tratada fue el repudio a la ex funcionaria Julia Fernández por el comentario discriminatorio contra la concejala Viviana Morossini emitido en el mes de febrero desde su cuenta de Facebook. Fue aprobado, aunque la presidenta del Frente de Todos, Guillermina Lhospice, intentó limpiar la imagen de Fernández al decir que “ni bien se enteró –del supuesto hackeo- hizo su descargo, pidió disculpas y puso a disposición su teléfono y computadora para que se investigue; pero la concejal Morossini ha elegido este ámbito, el Concejo Deliberante y los medios, y no el que corresponde, la Justicia, para poder aclarar esta situación”.Además apuntó contra la edil de Juntos por el Cambió argumentando que “descalifica a través de sus redes sociales y por los medios, y lo ha hecho hace unos días atrás a la figura presidencial; ella está ocupando un cargo público, así que tiene que ser muy responsable y muy cuidadosa de sus acciones y dar el ejemplo; (…) ella no tiene que hacer lo que no le gusta que le hagan”, dijo.

Eugenia Gil aclaró que la ex funcionaria sanpedrista sólo hizo una exposición civil y no una denuncia, por lo que consideró que “tendría que presentarse en la Justicia con todos los medios de prueba que tenga”. Morossini, por su parte, manifestó que “esto de tomar a la víctima como victimario es característico de ellos –el Frente de Todos-“ y resaltó que “nunca hubo un pedido de disculpas, sólo hubo una comunicación con un periodista en forma privada; nunca recibí ningún tipo de llamado ni manifestación de la señora Fernández”. También añadió que llamar “inútil” al Presidente de la Nación “no ha sido un descalificativo personal, sino que me referí a su capacidad para gobernar, que es una opinión política; (…) la Constitución exige la idoneidad para el ejercicio de los cargos y justamente la inutilidad es la falta de idoneidad”.

PROYECTOS SIN RESOLUCIÓN Y EL TEMA DE LAS VACUNAS

Durante la Sesión se abordaron varios temas que no concluyeron en su aprobación o rechazo, sino que volvieron a su respectiva comisión para ser analizados nuevamente con mayor profundidad. Un ejemplo es la convalidación del acuerdo entre el Municipio y el Círculo Médico sobre la derivación de pacientes con urgencia hasta octubre del 2020 y también la adjudicación de una licitación millonaria a un proveedor por la compra de 250 cajas de guantes de látex, 200 de unigenéricos y otras 100 de unigenéricos.

En lo que respecta a las vacunas, el tema fue llevado al recinto por el concejal Fernando Sierra (Juntos por el Cambio). Cuestionó “el uso político en la campaña de vacunación” y mencionó el escándalo nacional del vacunatorio VIP, por lo cual solicitó “que se transparenten los datos y el listado de personas vacunadas para evitar todo tipo de suspicacias”. Germán Marini (Frente de Todos), retrucó que el proyecto “en ningún momento tiene apreciaciones concretas, sinceras o reales de los hechos que han sucedido en el partido de Bragado”, e indicó que la propuesta es “malintencionada” debido a que mucha de la información que reclama ya está disponible en la página Vacunate; además agregó: “no son los dueños de la moral. No nos vengan a hablar de transparencia cuando somos nosotros los que venimos pidiendo informes de un sinnúmero de situaciones del ámbito local y nunca se nos ha respondido con certeza y mucho menos con transparencia”.

CASA DEL ESTUDIANTE Y PROYECTOS EN POS DE LA INTEGRACIÓN

Los temas más importantes de la sesión fueron tratados al final, casi al límite de su conclusión. Daniel Disanti (Bloque Justicialista – Movimiento Evita) logró la aprobación de su proyecto de resolución para la creación de una Casa del Estudiante en Chivilcoy, aunque sólo se trata de una sugerencia al Ejecutivo, la cual no está obligado a acatar. El presidente del Bloque de Juntos por el Cambio, Fernando Franzoni, manifestó que el oficialismo ve con buenos ojos la iniciativa, aunque aclaró que no podrá ser concretada en lo inmediato.

En materia de integración, se aprobó la adjudicación de la obra para construir un ámbito para personas con discapacidad, pero los ediles manifestaron no tener en claro si sería un Centro de Día o un Hogar Convivencial debido a que se registran variaciones en el nombre que aparece en la documentación. Además se aprobó el proyecto de Eugenia Gil sobre la implementación de un servicio de atención en lengua de señas en los organismos públicos municipales, y también la iniciativa de Sergio Broggi (Frente de Todos) sobre la incorporación de placas en braille para la señalética de algunas esquinas de nuestra ciudad.

Entradas relacionadas