FERNANDO MAIDANA HABLÓ SOBRE LOS DÍAS DIFÍCILES QUE AFRONTÓ EN LA LUCHA CONTRA EL COVID

Una entrevista muy especial mantuvo el periodista Marcelo Méndez con el médico y concejal Fernando Maidana. Se trató de la primera reaparición pública en televisión mediante una videollamada, por lo que no sólo dio la posibilidad de escucharlo, sino también de verlo. Contó las sensaciones que atravesó mientras estaba internado, e incluso se refirió a los sueños y pesadillas que presentó mientras estaba sedado en terapia intensiva.

Fernando es un símbolo de la lucha contra el Coronavirus en su rol como médico, como concejal y también como paciente; estuvo 45 días en terapia intensiva y 2 semanas en sala. “Después de todo lo que pasó, por surte hace un mes que estoy en casa haciendo la rehabilitación”, dijo. Explicó que está enfocado fundamentalmente en mejorar la masa muscular mediante kinesiología ya que “el haber estado tantos días internado ha hecho que bajara mucho de peso y que mis articulaciones tengan que volver a movilizarse”.

Destacó que ya puede caminar y agregó: “mi cabeza va más rápido que mi cuerpo y eso hace que avance cada día, siempre poniéndome objetivos para cumplir y procurando recuperarme lo antes posible”. “Trato de no pensar en las consecuencias o secuelas que deja el COVID, que ya se sienten en el cuerpo”, dijo.

Según Fernando, “fue una experiencia muy fuerte todo lo que me tocó”. Indicó que “había días en que los informes no eran muy buenos, pero sé que mucha gente rezó y no tengo más que palabras de agradecimiento para ellos”. Luego, ahondó sobre los motivos por los que se agravó su estado: “estuve trabajando hasta último momento; el día en que me empezó a faltar el aire fue algo súbito, me internaron y después mi organismo tuvo algunas complicaciones; el tratamiento era el correcto pero tuve reacciones adversas a diferentes fármacos”, explicó.

El médico sostuvo que “fue una lucha larga en las que algunas veces sentí que podía pasar lo peor”. Contó que “estaba dormido (…), pero siempre estuve consciente de dónde estaba y de quiénes me cuidaban”. Dijo que “en mis sueños tenía imágenes de la gente que me atendía y muchos de ellos yo no los conocía”. Habló de las pesadillas que tuvo los primeros días y el “click” que notó en un sueño: “estaba en una habitación muy iluminada con gente que ya no está, eran pacientes míos muy cercanos y los veía bien; yo iba hacia ellos y de un momento a otro aparezco en la Clínica la Pequeña Familia, hablé con el médico y le dije que no me deje, que me diera tres días y me iba a levantar. (…) De ahí no sé cuánto tiempo pasó, no tuve más sueños, y me desperté…”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas

error: Este contenido está protegido!!