GELITTI CONSIDERÓ “IRRESPONSABLE” LA PROPUESTA DE “PUPY” PAN RIVAS SOBRE UN BONO EXTRAORDINARIO DE $10 MIL

La propuesta planteada por la concejal María del Carmen “Pupy” Pan Rivas (Frente de Todos) de que el Estado local otorgue un bono extraordinario de 10 mil pesos a los trabajadores municipales que no fueron beneficiados con la asignación estímulo, no ha caído bien en la presidenta del partido vecinalista Acción para el Desarrollo, Marita Gelitti. Decidió escribir una nota de opinión donde emite duras críticas a dicha iniciativa tras considerarla “irresponsable” por ser “de imposible cumplimiento en el contexto actual”.

La ex edil dijo haber leído “con asombro” el proyecto de la concejal opositora. Explicó que, en el caso de aplicarse sobre un universo de 676 personas, el Municipio tendría que desembolsillar una cifra cercana a los 7 millones de pesos. En ese marco indicó: “son medidas políticas que no se pueden analizar con ligereza” ya que “el dinero que paga el Municipio hoy, será una deuda para el futuro”.

Gelitti recordó “el momento de crisis sanitaria y económica  que asedia el país” y las dificultades que tiene la Municipalidad de Bragado debido a que la recaudación de las tasas cayó aproximadamente un 42% y porque bajará aún más debido a las recientes exenciones a la tasa comercial. También consideró un agravante el pago de la coparticipación “a cuenta gotas” que hace la Provincia. Dijo que el Estado local no puede emitir moneda –como sí pudo hacerlo el gobierno nacional para pagar el IFE-, sino que las posibilidades se acotan a los escasos recursos provenientes de impuestos, préstamos o bienes de capital.

LA NOTA DE OPINIÓN COMPLETA
EL GRAN BONETE

Por Marita Gelitti

Pta. Acción para el Desarrollo

Leí con asombro la propuesta de la concejala Pan Rivas pidiendo al Ejecutivo Municipal otorgue una bonificación extraordinaria para las trabajadoras y los trabajadores municipales, que no han sido alcanzados por los beneficios determinados por el gobierno nacional o provincial. Cabe aclarar que las cifras de esos beneficios oscilan entre 10 mil a 20 mil pesos.

En momento de crisis sanitaria y económica  que asedia el país, suena a irresponsabilidad pedirle algo a un poder del estado local, que es de imposible cumplimiento en el contexto actual.

El estado nacional ha otorgado beneficios a sectores de la economía informal y  formal –por ejemplo el IFE-, en base a la posibilidad constitucional de emitir moneda, no en base a contar con recursos proveniente de impuestos, préstamos o bienes de capital. Valga, la aclaración que la emisión monetaria es exclusiva del estamento federal, vedada a las provincias y  a los municipios.

Los ingresos que cuenta el Municipio para funcionar están compuestos por coparticipación de impuestos nacionales y provinciales, tasas y fondos afectados para obras o planes específicos, como los de mayor incidencia presupuestaria.

Si hacemos un repaso rápido la recaudación nacional de IVA y ganancias cayó en abril un promedio del 30%, los de la provincia en un 40% y las tasas municipales en 42% aproximadamente, sumado a las exenciones en tasa comercial recientemente sancionada por el Deliberativo.

 La Provincia de Buenos Aires, a cuenta gotas ha girado en el mes de abril,  de los 4 mil millones que le transfirió la nación para las 135 comunas, el 25% por medio de sistema de coparticipación y no reintegrable y el resto a modo de préstamo.

Se le ha solicitado desde Juntos por el Cambio, al gobierno provincial que posponga  a los Municipios la obligación (que se le debita mensualmente de coparticipación) de pagar aportes a IPS e IOMA. Pero es sabido que son medidas políticas que no se pueden analizar con ligereza y también que el dinero que paga el Municipio hoy, será una deuda para el futuro.

Si el universo alcanzado por la bonificación propuesta por la Concejala Pan Rivas fuese de 676 personas  y a 10 mil pesos por cada una, el Municipio debiera afrontar el pago de $6.760.000 al mes, que se adicionan al esfuerzo que hace el municipio e para cubrir la masa salarial vigente.

Creo que en un momento de crisis se deben medir algunos tipos de planteos sensibles. Cuando el gobierno del Intendente Aldo San Pedro gobernaba el partido de Bragado, transite 6 años de mi concejalía siendo oposición y nunca pedí aumentos salariales o bonificaciones para el personal, en el entendimiento que era un tema que merecía absoluta responsabilidad y dejarlo para la búsqueda de acuerdos entre el ejecutivo y los sindicatos. Hoy, eso se refuerza por estar vigente el Convenio Colectivo de Trabajo.

Entradas relacionadas