Gustavo Sosa celebró el permiso nacional para las actividades religiosas dentro de los templos

El cura párroco de San Martín de Porres, Gustavo Sosa, manifestó su satisfacción por el decreto nacional que habilita las actividades religiosas dentro de las iglesias. Aclaró que se retornará a los protocolos que se implementaban tiempo atrás, ya que se debe haber un aforo del 30%.

Sostuvo que “es una muy buena noticia” ya que “después de un año y medio de toda esta situación de pandemia, por fin se ha reconocido que la actividad religiosa es esencial”.

Sin embargo, aclaró que aún faltan las adhesiones de las autoridades correspondientes para su aplicación en Bragado, aunque se mostró confiado en que no demorará mucho en concretarse. “Si la Provincia autoriza, seguramente la Municipalidad también lo va a hacer”, indicó.

En lo que respecta al caso particular de la parroquia de Porres, las misas se podrán realizar con un total de 53 personas en consonancia con las dimensiones del lugar.

Entradas relacionadas