HABLÓ PÚBLICAMENTE LA ESPOSA DEL SEGUNDO PACIENTE RECUPERADO DE CORONAVIRUS: “PARECÍA UNA PESADILLA”, DIJO

Una entrevista de gran interés realizó hoy el periodista Diego San Román en la edición matutina de BRAGADO TV. Se trató de una comunicación telefónica con la esposa del segundo paciente recuperado de Coronavirus, por lo que contó en primera persona los duros momentos que vivió su familia mientras él se encontraba en tratamiento: “parecía una pesadilla”, dijo. Además, informó que el próximo jueves sabrá si ella y/o su hija fueron portadoras asintomáticas de la enfermedad.

La mujer se llama Paulina Hal, mientras que su esposo es el hombre de 52 años que trabaja en el Banco Provincia. Contó que actualmente “él está bien, hace el resposo correspondiente porque tuvo una pequeña neumonía”. Explicó que ya pudo regresar a su casa, aunque aclaró que “está durmiendo en otra habitación, no la comparte con nosotros”.

Paulina confirmó que ella y su hija habían realizado un viaje al exterior. Contó que llegó el 19 de marzo y que “en el aeropuerto nos hicieron llenar una planilla y nos dijeron que teníamos que quedarnos a hacer la cuarentena 15 días”. También, agregó: “cuando llegamos, ni nos saludamos, vinimos en el asiento de atrás con el barbijo correspondiente; una vez en casa, nos aislamos por las dudas, pero nadie nos dijo que lo hiciéramos porque de donde vinimos no era un país de riesgo”.

Según la mujer, “él se infectó un mes después”, motivo por el que se desconoce cómo se produjo el contagio. Explicó que en aquel entonces les hicieron un hisopado a ella y a su hija, pero dio negativo, por lo que “ayer nos hicimos un análisis para ver si –antes- fuimos portadoras asintomáticas”; contó que “eso es elevado a Buenos Aires y vamos a tener el resultado el jueves”.

Consultada sobre cómo fueron los primeros síntomas de su esposo, dijo que “tuvo mucha fiebre; llamó a los médicos que lo atienden siempre y después fue a la Guardia del Hospital donde le sacaron una placa y le encontraron que tenía una pequeña neumonía”.  Contó que ese día él quedó internado y le hicieron el hisopado preventivo, mientras que a ellas les pidieron que se aislaran. “A los tres días llegó el resultado positivo”, manifestó.

Para Paulina “fue muy feo” lo vivido. Sostuvo que “parecía una pesadilla”. Indicó que no sólo –es un problema- para el infectado, sino para toda la familia”. No obstante, se mostró animada con que, afortunadamente, el calvario terminó.

Entradas relacionadas