LA ACTIVIDAD DE LOS REMISES EN LA CUARENTENA OBLIGATORIA

Desde que se decretó el aislamiento social y preventivo obligatorio en nuestro país, una de las actividades que ha quedado exceptuadas fue la del las remiserías, sin embargo, en una entrevista brindada en Bragado TV en la Mañana, Mario de Moura explicó de qué forma afrontó la situación de su remisera.

Moura adoptó desde un principio la idea de cerrar sus puertas más allá de ser considerada una “actividad esencial”, prefiriendo preservar la salud de sus trabajadores por sobre lo económico, medida que con el transcurso de los días tuvo que dejar de lado debido a que la situación era insostenible. “Yo prioricé primero a ver si podíamos zafar pero era imposible.” Su remisería volvió a funcionar el viernes 3 de Abril, día en el que se vivió una situación caótica con la reapertura de los bancos.

Con respecto al funcionamiento del servicio, Moura mencionó que la actividad se ha visto reducida en gran medida e hizo un comentario con respecto a la finalización del horario comercial: “Antes de las 4 de la tarde no anda nadie en la calle, el teléfono no suena.” Al mencionar el horario de su actividad, Mario dijo que “es demasiado, la tarde no hay nada, se aplana totalmente. El movimiento lo tenés a la mañana.”

Si bien desde su comercio se toman todas las medidas de seguridad necesarias y se tienen las habilitaciones correspondientes para circular en Bragado y en otras ciudades, Moura se mostró preocupado por el futuro económico de su empresa. “Hay que poner plata de nuestro bolsillo para poder llegar a fin de mes. Ya, desde éste momento, para mantener la agencia. (…) Hemos vivido situaciones complejas en el país pero ésto supera todo.”

Entradas relacionadas