La Ayudante Fiscal a cargo del caso sangriento explicó que el asunto está casi esclarecido

Luego de la gran conmoción que generó en nuestra ciudad el violento hecho sucedió en la calle Alem al 700, el cual terminó en tragedia; esta mañana la Ayudante Fiscal a cargo del caso, Virginia Pérez, comunicó a EL MEGÁFONO los datos que logró recabar la Justicia en la investigación. Dijo que se trató de “un hecho gravísimo, terrible”, que ya estaría casi esclarecido.

Explicó que “ayer cerca del mediodía, a las 11 de la mañana, se recibió un llamado al servicio de emergencia de la Comisaría local, al 911, dando cuenta que había una femenina en la vía pública con manchas de sangre, un golpe en la cabeza y un estado delicado”. Frente a ello, la policía acudió de inmediato junto con la ambulancia.

Contó que a los pocos minutos se hizo presente la hija de Raúl Adolfo Martínez (73 años), quien entró a la vivienda con la policía, e indicó: “cuando llegan a la casa advierten un gran desorden, sangre en distintas habitaciones y cosas tiradas”. Dijo que la mujer llamaba a su padre, pero no respondía, y que “cuando se dirige a los fondos de la propiedad, donde hay un galpón, se da cuenta que el hombre se había quitado la vida ahorcándose con una soga de un tirante”.

Según la funcionaria judicial, “se recepcionaron varias declaraciones testimoniales que dan cuenta que la persona lesionada en la vía pública tendría cierta relación con el hombre fallecido: hacía tiempo habían tenido una hija en común, que es menor de edad, y frecuentaba el domicilio porque este señor estaba con un arresto domiciliario y aparentemente lo ayudaba a realizar los mandados”.

Respecto a lo sucedido ayer, manifestó que “habrían mantenido una especie de confrontación; él la agrede con un martillo, ella logra sacárselo y le pega con ese elemento contundente; y como -la mujer- quedó en un estado de casi desvanecimiento a raíz del golpe, empieza a correr a las afueras de la finca”. Pérez explicó que la mujer quedó tirada en la calle; “aparentemente, él pensó que había terminado con la vida de ella, y toma la decisión de quitarse la suya”, agregó.

Confirmó que la mujer está fuera de peligro. “Ella tiene una serie de cortes en la cabeza y un traumatismo de cráneo leve”, dijo. Contó que pudo mantener una entrevista y que el asunto está casi esclarecido porque “no queda prácticamente nada para develar”; “quizás surjan algunas otras cosas, pero –seguramente- no van a modificar en el fondo lo que relaté”, indicó.

Consultada sobre el caso de abuso sexual por el que Martínez había sido procesado, aclaró que no tiene ninguna relación con la mujer atacada ya que ella nunca radicó una denuncia por algún tipo de violencia. “La denuncia -por el abuso- proviene de la nieta de la mujer con la que él estaba hasta el momento de estar detenido”, dijo.

Sobre el final, Pérez habló de la importancia de denunciar la violencia familiar o de género. “Judicialmente hay mucho compromiso en Bragado para abordar las problemáticas y brindarle a las víctimas y a la familia todas las herramientas que contamos para evitar o minimizar los riesgos de un desenlace como el de ayer a la mañana”, enfatizó.

Entradas relacionadas