LA COALICIÓN CÍVICA BUSCA PROHIBIR EL USO POLÍTICO DE LA VACUNACIÓN CONTRA EL COVID

La presidenta de la Coalición Cívica ARI de Bragado, Carla Bruno, informó ayer sobre un proyecto de Ordenanza del concejal de su partido, Fernando Sierra, donde pretende prohibir el uso político de la campaña de vacunación contra el COVID-19. Recordó la diferencia que existe entre el Estado y lo político-partidario.

La dirigente destacó la labor de los voluntarios que trabajan desinteresadamente en la campaña. No apuntó contra nadie en particular, pero cuestionó las oportunidades en las que se intentó obtener algún tipo de rédito con el operativo.

La campaña de vacunación y todo lo que es relativo a la vacunación es responsabilidad del Estado”, dijo Carla, y agregó: “las vacunas se compran con fondos del Estado que son aportados por todos los argentinos, no sólo de un grupo partidario, empresario o sindical”.

Consideró que “el Estado debe garantizar que llegue a todo el mundo y que sea con las medidas y la información correcta”, por lo que opinó que “utilizar chaquetillas, nombres o carteles de movimientos políticos-partidarios, sindicales o empresarios, es aprovecharse de un plan de salud que es para todos los argentinos”.

Consultada sobre las críticas a la vacuna Sputnik V que expresó inicialmente la oposición, aclaró que sólo se limitó a la falta de publicaciones en revistas científicas que corroboraran su efectividad. Ahora la situación cambió, por lo cual expresó que “ya no tenemos más dudas -y- entonces estoy dispuesta a vacunarme”.

Entradas relacionadas