LA JEFA DE LA POLICÍA COMUNAL HABLÓ DE LAS AGRESIONES A EFECTIVOS EN DOS FIESTAS CLANDESTINAS

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La fiesta clandestina ocurrida en el barrio Las Violetas no fue la única reunión social del fin de semana que debió desarticular la policía tras el llamado de vecinos. También sucedió un hecho similar en un espacio público del FONAVI, con características similares. En ambos casos hubo agresiones por parte de los infractores, lo que derivó en aprehensiones y también en la necesidad de utilizar las armas de fuego como elemento de persuasión (en el FONAVI).

Las infracciones eran por exceso en la cantidad de personas autorizadas (ninguna reunión puede superar las 10 personas) y también porque se estaban efectuando en un horario no permitido (entre las 2 y las 7hs está prohibido). Según manifestó la jefa de la Estación de Policía Comunal, Liliana Pelle, generalmente “comienzan siendo una simple infracción de un Decreto Municipal, pero muchas veces las personas toman una actitud agresiva y hostil y se convierte en un delito por resistencia a la autoridad o daños”.

La primera reunión fue la del FONAVI en la madrugada del sábado. Pelle contó que “fue más difícil disuadir a las personas que estaban ahí”, motivo por el que debieron intervenir varios móviles policiales (incluida la Patrulla Rural) y “se utilizó el arma larga y a través de postas de goma y estruendo se retiraron del lugar”. Antes emitieron agresiones verbales y arrojaron piedras (ocasionaron un daño en el capot de uno de los patrulleros), lo que motivó la aprehensión de uno de ellos: Brían García (23 años).

En lo que respecta a la reunión del barrio Las Violetas, sucedió en la madrugada del domingo dentro de un predio de la calle Las Rosas al 200. Según la Jefa de la Policía, “las personas que estaban adentro no abrían la puerta a las autoridades de contralor, -por lo que- se llamó a la propietaria que alquiló el predio”, quien recibió la infracción correspondiente. En ese caso también arrojaron piedras y cubos de hielo a los efectivos, razón por la que hubo cinco aprehendidos: un joven de 17 años y 4 mayores (Ramiro Villamayor, José Juanico Guillermo, Alexis Martín Baretta y Juan Martín Villamayor).

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas