LA LABOR DE LOS ESCRIBANOS ANTE LA PANDEMIA

Desde el inicio de la cuarentena, muchas han sido las actividades que no estaban exceptuadas al aislamiento social, preventivo y obligatorio según lo estipulado en el Decreto Nacional de Urgencia 297/2020, imposibilitando las tareas de muchos profesionales, como por ejemplo, los escribanos. A medida que la cuarentena se fue extendiendo, ha ido flexibilizándose y hoy la actividad notarial está incluida dentro de los ‘rubros esenciales’, pero con algunas limitaciones.

Brígida Raffo, escribana, describió en una entrevista con ‘Bragado TV en la mañana’ cuáles son las actividades que pueden realizar desde el ámbito notarial. “Nosotros actuamos como una actividad accesoria, para servir a otras actividades y servicios esenciales que estén exceptuados y tengan la posibilidad de realizar su trabajo en estos días ‘con normalidad’.

Para ser más clara, presentó dos situaciones a modo de ejemplo.“Si hay una farmacia y en su actividad necesita solicitar firmas en algún formulario para pedir medicación en una droguería, tenemos la posibilidad de certificarle la firma.En cambio, si esa misma persona solicita algo que nada tiene que ver con la actividad exceptuada por el DNU, no podría actuar: “Si viene una farmacéutica a solicitarme que quiere autorizar a su hija porque el año que viene va a viajar a Disney siendo una menor de edad, eso no lo podemos hacer.

A pesar de que la actividad notarial esté parcialmente habilitada, las escribanías permanecen cerradas, motivo por el cual se han publicado las vías de comunicación para que se contacten previamente con los profesionales. “Las escribanías están cerradas, lo que no quiere decir que nosotros no podamos intervenir a estos requerimientos concretos, evaluando y calificando previamente si el acto que nos están requiriendo encuadra dentro de la actividad esencial exceptuada y está en el objeto de su desarrollo de la labor.”

Naturalmente, previo a la firma de un documento es necesario que los notarios mantengan entrevistas personales con sus clientes, pero en el marco de la emergencia sanitaria debieronarbitrar una alternativa para resguardar la salud de todas las partes involucradas. “Todo lo que nosotros a lo mejor en una vida ‘normal’ de actividad notarial, hacíamos en una audiencia personal entrevistando a la gente y viendo cuál era el requerimiento,lo hacemos ahora a través del uso de la tecnología. Una vez que nosotros califiquemos que el requerimiento encuadra dentro de la normativa y nosotros podemos intervenir, ya vamos a tener todo el documento que se necesite en la entrevista personal para tomarle la firma a persona.

Entradas relacionadas