La palabra de un gastronómico tras el bocinazo: “nos están fundiendo porque sí”

Gran repercusión ha generado en nuestra comunidad el bocinazo realizado ayer por “Comerciantes Unidos” frente al Concejo Deliberante y la reunión que mantuvieron algunos de ellos con los concejales. Al respecto se refirió el gastronómico Agustín Ribatto, quien indicó: “se ofenden por el tono, pero es la primera vez que nos reciben”. También cuestionó las restricciones al comercio ya que “nos están fundiendo porque sí”.

El gastronómico recordó que el año pasado “acompañamos todas las medidas”. “Nos adaptamos, le buscamos la vuelta”, agregó. Indicó que permanecieron cerrados 6 meses y medio, pero aclaró que ya no pueden volver a esa situación debido a que les resulta insostenible.

Afirmó que “el delivery no representa ni el 5% de la facturación” y habló de los gastos que debe afrontar todos los meses, sin que hasta ahora hayan recibido algún tipo de paliativo que los ayude a superarlo. “Uno supone que si te van a pedir eso, te van a convocar en conjunto para ver de qué forma se puede llevar a cabo”, dijo.

Manifestó que su situación es “desesperante”. Cuestionó que las autoridades “no entienden que no somos focos de contagio”, por lo que indicó que “es la medida más fácil y que tienen más a mano, y lo hacen sin tener en cuenta lo que implica para el que está del otro lado”.

En lo que respecta al reclamo de ayer, pidió disculpas por el tono, pero aclaró que “tuvimos que ir a tocar bocina a las puertas del Concejo Deliberante para que nos escuchen, porque toman medidas sin escucharnos”.

Luego, concluyó: “es una situación horrible para todo el mundo, ni te digo para el personal de salud y para la gente que está en el hospital. Es terrible, pero esto no se trata de nosotros contra ellos, sino de administrar, de ver los números, buscar dónde están los contagios y hacer lo que -las autoridades- realmente están convencidas que hay que hacer, no lo que les dicen… Y si no están de acuerdo, que se revelen”.

Entradas relacionadas