LA VERSIÓN DEL MUNICIPIO SOBRE EL GRAVE HECHO DEL HOGAR DE ANCIANOS: LOS PLANES DELICTIVOS ERAN POR 22 MIL PESOS

Sigue la conmoción en nuestra ciudad debido al repudiable hecho acontecido en el Hogar de Ancianos San Luis, cuya víctima fue un hombre de 81 años que se aloja allí. Luego de la información suministrada por la Policía y las averiguaciones efectuadas por BRAGADO TV, ahora se ha conocido la palabra oficial del Municipio sobre los hechos. Hay coincidencias y ampliaciones en gran parte de la información, pero también se presentan dudas en algunas cuestiones: según el gobierno local, los empleados del lugar quisieron robar 22 mil pesos y no pudieron concretarlo, aunque en la Comisaría se radicó una denuncia por una cifra inferior y un delito ya consumado.

La encargada de dar la voz oficial de la Municipalidad de Bragado es Karina Caballero en su carácter de directora de Asuntos Legales. Explicó que la grave situación se conoció por el aporte de un empleado del Hogar de Ancianos San Luis, quien le había prestado su celular a una compañera. La mujer mantuvo una conversación con otro trabajador en la que planificó el delito, cosa que quedó grabada en el móvil debido a que su propietario posee una aplicación para tal función.

Según Caballero, el dueño del celular escuchó la conversación una semana después , lo que no sólo permitió conocer las intenciones que tenían sus dos compañeros, sino que también sirvió para vincularlo con un hecho ocurrido el 14 de febrero: la víctima (el hombre de 81 años llamado Nahuel Tibulsio) había tenido que ser internada porque abruptamente comenzó a sentirse mal.

Tal como corresponde, el propietario del móvil informó la situación a la directora de la institución, quien a su vez dio intervención al área de Asuntos Legales del Municipio. En ese marco, se decidió apartar durante 60 días a los dos trabajadores implicados en el delito, sin cobro de haberes, y simultáneamente se radicó una denuncia en Mercedes.

Según la Municipalidad, el plan delictivo consistía en dormir al anciano drogándolo con dos medicamentos y robarle los 22 mil pesos (parte de su jubilación) que guardaba debajo de la almohadada. Sin embargo, el hecho no se concretó debido a que al momento de ser internado otro empleado vio el dinero y se lo entregó a la directora de la institución para que lo cuidara.

Contemplada la gravedad del asunto, hay cuestiones que generan dudas ya que, pese a que no se habría consumado el robo (según la versión del Municipio), existe una denuncia en la Comisaría donde la propia víctima cuenta que le sustrajeron 4 mil pesos de un placard (no debajo de la almohada) y no apunta contra nadie en particular.

Entradas relacionadas