La Vicegobernadora prometió ocuparse de la falta pago a los trabajadores del vacunatorio

Previo a la conferencia de prensa de ayer, la vicegobernadora Verónica Magario se tomó unos minutos para visitar la posta de vacunación contra el COVID-19 que funciona en el salón parroquial de Santa Rosa de Lima. Allí saludó al personal que trabaja en el lugar y prometió ocuparse de su falta de pago.

Verónica se mostró simpática. Estuvo acompañada en todo momento por el intendente Vicente Gatica y la senadora provincial María Elena Defunchio, aunque también se vio en el lugar al jefe de la oficina local de PAMI, Salvador Alonso.

Sostuvo que “es una alegría cada vez que el equipo de trabajo está dando ese pinchazo porque es una prevención más, es una persona más que podemos cuidar”. Manifestó que “para todos es emotivo” y valoró la calidad humana del personal que desempeña la tarea.

Opinó que la cantidad de personas vacunadas en Bragado es “un porcentaje importante”, e indicó: “que sigan llegando las vacunas y se sigan vacunando”.

Por su parte, Vicente Gatica remarcó que “el Estado Municipal se ha involucrado con Región Sanitaria y hemos trabajado en equipo, entonces lo que falta siempre se resuelve rápido”. “Lo que necesitamos son vacunas, porque si las tenemos se aplican rápido”, añadió.

Consultada por el periodista Diego San Román sobre la situación de algunos trabajadores del vacunatorio a los que se les adeudan 4 meses (a otros se les debe 1), la funcionaria provincial dijo que “es parte de las cosas que me llevo para resolver rápidamente”. Enfatizó que “son esenciales” y “estas cosas hay que resolverlas rápidamente”.

Entradas relacionadas