LOS CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO POR EL AISLAMIENTO SOCIAL

En otra edición especial del micro de salud emitido todos los mediodías por la pantalla de Bragado TV, la psiquiatra María Graciela Burga Bielsa habló sobre el impacto que podría tener la cuarentena obligatoria en la salud mental tanto de las personas con una patología declarada como en personas del grupo de riesgo.

El miedo lo podemos definir como una alteración del ánimo que aparece ante situaciones de peligro y nos pone en estado de alerta. Ese estado de alerta es un estado normal de supervivencia de tipo fisiológico”, comentó la profesional, para luego referirse a las consecuencias que puede tener el exceso dicha sensación: “Empezamos a tener un miedo que comienza a cambiar y a ser irracional, y no nos deja pensar con serenidad para poder continuar con nuestra vida cotidiana.

Hay dos poblaciones vulnerables, por un lado son los enfermos mentales graves, y por el otro los adultos mayores de 65 años”, explicó. En base a esa definición, comenzó por referirse a los pacientes con patologías mentales. “Ellos no pueden abandonar su tratamiento, deben tener continuidad. Deben estar acompañados por un familiar, acompañante terapéutico o algún cuidador permanentemente dado que en situaciones de peligro ellos se recluyen. Por el otro lado, tener un contacto con el médico psiquiatra tratante, estrecho, y por último, tienen que tener las recetas al día y sus medicamentos para evitar cualquier tipo de crisis o descompensación de su cuadro de base.

También habló de la situación por la que atraviesan aquellas personas que pertenecen al segundo grupo de riesgo, los adultos mayores activos. “Hasta hace un mes ellos se encontraban formando parte de la sociedad activamente, y ahora en este estado de aislamiento en el que nadie está preparado, pueden encontrarse con emociones como el miedo, sensación de preocupación, de mucha angustia, y les puede generar algún tipo de patología si hay algo predisponente en ellos”, explicó.

Por ese motivo, detalló una serie de actividades a tener en cuenta para evitar la aparición de enfermedades. “Tienen que tratar de programar su día con horarios preestablecidos sea desayuno, almuerzo, merienda y cena. Tratar de programar alguna actividad que sea placentera y la puedan disfrutar. Por otro lado, poder hacer cosas en su casa que tengan que ver con el orden, con buscar papeles, ordenarlos, buscar fotos, recordar lindos momentos, y poder hacer alguna actividad física como para que genere gasto de energía y para que libere determinados neurotransmisores como la endorfina”, especificó la profesional.

Sobre el final del informe, dio una recomendación diciendo que “éste es el momento de buscar ayuda terapéutica rápidamente, sea con un especialista en psiquiatría o con una ayuda psicológica”, y recordó que “ésta situación que estamos atravesando es exclusivamente transitoria.

Entradas relacionadas