MARISA ITHURRART SOLICITA QUE LA JUSTICIA LE DIGA DÓNDE VIVE RAFASQUINO Y SABER SI ESTÁ CUMPLIENDO LA PERIMETRAL

Un nueva instancia judicial se encuentra atravesando Marisa Ithurrart en el marco de la lucha para que la muerte de su hija, Lucila López, no quede impune y para evitar posibles represalias por parte del asesino Fernando Daniel Rafasquino. Solicita saber dónde está viviendo y si realmente está cumpliendo la medida perimetral que le impide estar en Bragado y 50 kilómetros a la redonda.

Marisa dijo que “la lucha continúa y nunca la voy a abandonar”. Explicó que “todavía no sé el paradero de este asesino, así que tengo temor por mí, por mi familia y las amistades de Lucila”.

La mujer solicita conocer “si este asesino sigue en Bragado o no” y, en el caso de que aún permanezca, que se apliquen las sanciones correspondientes por desobediencia a la medida perimetral.

Por su parte, el abogado que sigue el caso, Ignacio Iudica destacó la importancia que reviste la medida perimetral contra Rafasquino ya que “sentó un precedente a nivel nacional”. Contó que fue apelada por el homicida de Lucila López y que están trabajando para que su aplicación no decaiga.

Entradas relacionadas