MONTELÉN INCORPORÓ UNA NUEVA ATRACCIÓN A SUS VISITAS GUIADAS: UN ÁRBOL CENTENARIO

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

No caben dudas que la estancia Montelén es una de las principales atracciones de la zona de Máximo Fernández. Las ruinas de la vieja capilla Sagrado Corazón de Jesús y del primer edificio de la Escuela N°2 despiertan el interés de muchas personas que vivieron en el pueblo en sus tiempos de apogeo, pero también de turistas que sienten la curiosidad por conocer la historia del lugar, admirar las bellas construcciones y/o indagar sobre el mito del fantasma. Atentos a la demanda, sus propietarios ofrecen la posibilidad de recorrerlos en visitas guidas, ahora con un plus: un árbol centenario con un tamaño impactante.

Vale recordar que Montelén se trata de una propiedad privada. Antiguamente era habitual que algunas personas ingresaran sin ningún tipo de permiso, lo que constituía un grave problema no sólo por la falta cometida, sino también por los daños y robos de elementos. La solución que se encontró fue la de acondicionar el lugar para el turismo y ordenar los paseos con un guía, quien además ofrece información relativa a la historia del lugar.

Se armaron senderos entre medio del bosque (la vegetación había cubierto toda la zona), se efectuó una limpieza profunda del área en ruinas, e incluso se realizan distintas tareas para frenar el avance del deterioro, realzar la belleza del lugar y restaurar lo que se pueda.

Las visitas se llevan a cabo los días sábados y domingos entre las 13 y 18hs. Duran aproximadamente 1 hora y abarcan el sector de la capilla, la vieja escuela, el molino que construyó Gustave Eiffel (el creador de la famosa Torre Eiffel) y el “árbol de los suspiros”.

Consultada por BRAGADO TV, María (la encargada de las redes sociales de Montelén) contó que el árbol es “muy frondoso” y que se encuentra en cercanías a la vieja escuela. “La gente comenzó a pararse delante para observarlo porque es imponente y más de uno corría a abrazarlo”, dijo. Además explicó que “empezaron a tomarse fotos y a ´suspirar´ al admirarlo, y por eso lo llamaron el ´árbol de los suspiros´”. Contó que se instalaron banquitos para que los visitantes puedan sentarse bajo la sombra y que muchos deciden realizar “arbolterapia”.

Quienes deseen visitar el lugar sólo tienen que presentarse en el horario mencionado y abonar el costo de la entrada ($300 los mayores de 15 años y $200 quienes tengan entre 8 y 15 años). Los menores de 8 años no pagan.

Se implementa un protocolo por el COVID, el cual implica el ingreso de grupos reducidos de personas, el cumplimiento del distanciamiento social y la utilización de tapabocas.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas