Murió por COVID la mechitense Jovina Luna: reconocida luchadora de justicia por el asesinato de Montoneros a su hermano

Una noticia lamentable ha tomado estado público a través de medios nacionales como Infobae. Ayer falleció en Junín la mechitense Jovina Luna, quien se había hecho conocida por su larga lucha para conseguir justicia por la muerte de su hermano Hermindo Luna, asesinado en 1975 por Montoneros durante el intento de copamiento del Regimiento de Infantería de Monte 29, en la provincia de Formosa. Su última aparición pública había ocurrido en Mechita el pasado 24 de marzo, cuando participó en el acto del Partido Fe por la “memoria completa”.

Jovina estaba internada en un centro de salud de Junín, donde permanecía en observación por su diagnóstico de COVID-19. Su fallecimiento ha causado gran pesar en el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (CELTYV), el cual agradeció las oraciones en su nombre y transmitió su apoyo “a su esposo e hijos y a sus hermanos, en el dolor de esta pérdida irreparable”. También hubo un mensaje alusivo por parte del diputado formoseño Mario Arce: “Lamento informar el fallecimiento de Jovina, hermana del soldado Hermindo Luna. Junto a ella y los protagonistas luchamos para que se concrete el reconocimiento a nuestros héroes y familiares del 05/10/1975. Su legado es enorme. No bajaremos los brazos. QEPD”, escribió en su cuenta de Twitter.

La mechitense consideraba que existe una “falsa memoria”, por lo cual reclamaba la necesidad de “recuperar la memoria del pueblo para que no siga traspasando las generaciones, -y de- trabajar por un país reconciliado con su pasado sin que eso signifique olvidar lo que pasó”. “Mi hermano fue partido por la mitad, lo mataron en el momento en el que gritó fuerte ‘acá no se rinde nadie’”, sostuvo.

El asesinato de su hermano sucedió el 5 de octubre de 1975. Era la Operación Primicia, el bautismo de fuego del Ejército Montonero en pleno gobierno democrático de Isabel Perón. Hubo un intenso combate de 30 minutos que dejó un saldo de 24 muertos (12 montoneros y 12 defensores del cuartel, de los cuales 10 eran conscriptos, como el caso de Hermindo).

El joven conscripto los había visto armados con sus FAL. Le gritaron con furia: “Rendite, dame el arma, que la cosa no es con vos”, pero Luna se puso en alerta y lanzó la famosa frase “¡acá no se rinde nadie, mierdas!”, a lo que siguió una ráfaga de tiros que lo mató al instante. Los disparos alertaron a sus compañeros, que hasta ese momento dormían una plácida siesta, quienes se levantaron y rápidamente lograron repeler el ataque.

Jovina luchó por años para obtener el reconocimiento al heroísmo de los soldados de Formosa. En ese marco, logró que Mauricio Macri firmara un decreto reconociendo el derecho de los familiares de estas víctimas a cobrar una indemnización, aunque el Ministerio de Defensa todavía no lo ha instrumentado. También se construyó un monolito en la plazoleta de Mechita.

Entradas relacionadas