PIDEN QUE LA JUSTICIA PROHIBA LA PRESENCIA DE RAFASQUINO EN LA CIUDAD DE BRAGADO

La lucha de Marisa Ithurrat para que el asesino de su hija pague por lo que hizo, ha llegado al Juzgado de Paz de Bragado. Esta mañana se hizo presente junto a su abogado y el concejal electo Sergio Broggi con el propósito de entregar un petitorio en el que solicita una medida perimetral que prohíba a Fernando Daniel Rafasquino circular y residir en nuestra ciudad.

“La familia no lo puede soportar ni tolerar más, necesita sí o sí el abrigo de la Justicia”, manifestó el abogado Ignacio Iudica en su carácter de representante legal de Marisa Ithurrat. Sostuvo que constantemente su defendida y la familia tienen que sufrir la experiencia de cruzarse con el asesino de Lucila López, tal como ocurrió días atrás en un bautismo. En ese marco, denunció que él “los mira desafiante, se les acerca y se le burla”, lo que no sólo genera gran indignación sino también temor frente a lo que podría llegar a hacer.

Entendemos que el lugar de residencia no puede ser la ciudad de Bragado porque es donde se producen todo estos encuentros a diario”, dijo Iudica. Además, informó que al expediente se han sumado las firmas de las 4 mil personas que apoyaron la iniciativa de declararlo “persona no grata” con el objetivo de que sean tenidas en cuenta en el momento de que la Jueza firme la sentencia.

Por su parte, Marisa Ithurrat manifestó que “con todo esto siento un poquito más de calma porque al fin llega la ayuda que vengo pidiendo desde hace más de un año y nunca había sido escuchada”. También, agregó: “se hace insostenible tener que convivir con esta persona tan cerca de uno”.

En lo que respecta al concejal Sergio Broggi, explicitó su acompañamiento a la familia de Lucila López. “Le hemos puesto a disposición al compañero Ignacio Iudica para que les diera una mano en todo esto”, sostuvo.

Entradas relacionadas

error: Este contenido está protegido!!