PROECUPACIÓN DE UN COMERCIANTE GASTRONÓMICO POR LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DE LA CUARENTENA

Grandes son los problemas que está generando la pandemia de Coronavirus. La parálisis del país ha hecho que muchos sectores resultaran perjudicados, siendo el rubro gastronómico uno de ellos. Ante tal panorama, el periodista Diego San Román entrevistó al propietario de Café Cao, Julio Moreno, con el propósito de conocer cuál es la realidad que está viviendo luego de haber tenido que cerrar temporalmente las puertas del local. El gastronómico se mostró muy preocupado.

La entrevista se llevó a cabo ayer en el programa matutino de BRAGADO TV. Moreno recalcó que “primero está la salud”, aunque también reconoció que hay otras cuestiones para tener en cuenta: “en la parte económica estamos viviendo momentos muy difíciles”, dijo.

Contó que, frente a la pandemia, primeramente optaron por vender vía delivery, pero que luego acordó con los empleados que cerraría las puertas para proteger la salud de todos. Por lo tanto, desde el 17 de marzo se encuentra sin obtener ingresos y así continuará durante las próximas dos semanas debido a la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Presidente de la Nación.

Al estar cerrados no generamos dinero, y al no generar dinero no podemos afrontar los compromisos que tenemos, sobre todo el pago a los empleados”, indicó Moreno. Recordó que Café Cao da trabajo a 14 familias, por lo que “yo estoy muy preocupado, estoy durmiendo poco y la cabeza me va a mil por hora”.

Consultado acerca de los paliativos que ofrecerá el gobierno nacional, sostuvo que difícilmente alcanzarán para solucionar las complicaciones que trajo la pandemia ya que “cuando termine esto vamos a tener que cumplir con muchísimas obligaciones y la tasa al 24% no va a ser muy accesible”. Vio positivo la reducción del pago de aportes patronales, pero insistió en que no será suficiente.

Entradas relacionadas