Protesta en el Banco Santander ante el riesgo de cierre de la sucursal de Bragado

Representantes del gremio La Bancaria realizaron una asamblea y una protesta frente al Banco Santander con la intención de visibilizar su rechazo ante un posible cierre de la sucursal de Bragado. Exigen que se dé marcha atrás con la decisión ya que perjudicaría a los empleados y a los clientes.

Según indicó Raúl Bidegain, “lamentablemente esta sucursal se va a cerrar”. Contó que “iba a pasar en agosto, y gracias a gestiones del compañero Palazzo van a seguir negociando hasta octubre… veremos qué se resuelve”.

Explicó que “la idea es que se centralice toda la operatoria de las ciudades de Bragado y Chacabuco en Nueve de Julio”. Dijo que “seguramente van a dejar un cajero automático”, por lo que no habrá empleados aquí para atender las necesidades de los clientes. “Vamos a seguir luchando para que el personal del Banco Santander siga trabajando”, dijo.

Por su parte, el Delegado General Suplente de la seccional de Chivilcoy, Marcelo Gonzalez, enmarcó la situación en una problemática a nivel nacional. Sostuvo que “la pretensión del Banco -en Bragado- es dejar solo dos trabajadores para realizar tareas parcialmente y buena parte de la operatoria trasladarla a 62 kilómetros de distancia, que es Nueve de Julio”.

En cuanto a Eduardo Ustua (delegado general de la seccional chivilcoyana) consideró que “la intención es cerrar la sucursal porque en ninguna cabeza cabe que la vayan a dejar con dos empleados, sin caja y con el cajero automático nada más”. Opinó que “cuando se habilite la resolución del BCRA, lo primero que van a hacer es apagar la luz y cerrar con llave”.

Ustua dijo que “el Banco está en un proceso de achique; la pandemia le vino como anillo al dedo y aprovechó para sacar a mucha gente de las sucursales y mandarlas a trabajar en forma remota, y ahora quedaron presos de ese trabajo y no pueden volver a las sucursales”.

Entradas relacionadas