Psicología de bolsillo: Quejarse, la fórmula de la infelicidad

El pasado miércoles se emitió otra edición de “Psicología de bolsillo”, un micro conducido por la psicóloga Laura Morelli en el que se tratan diversas cuestiones que afectan a nuestra psiquis. En esta ocasión se tuvo como eje a la queja y sus efectos negativos en nuestro estado de ánimo.

La queja en si misma es un mecanismo útil cuando se trata de expresar los pensamientos negativos, las cuestiones que no me gustan acerca de algo y que me moviliza a la acción para poder cambiar eso”, señaló, por lo que ponderó: el problema con la queja es cuando yo me relaciono de manera absolutamente negativa y constante mostrando un desagrado total por mi realidad todo el tiempo”.

En este sentido sostuvo que otro de los puntos a revisar es cuando la queja se vuelve tu manera de relacionarte con el mundo. Morelli destacó que los estados emocionales los transmitimos por medio de señales químicas, por lo que esta acción transmitiría lamentos, amarguras, sensaciones de impotencia e inmovilizaciones.

Según indicó la profesional, una de las salidas implica estar consiente de que se utiliza la queja como forma de vida. Una vez consiente de esto, también se conoce la amargura que se puede transmitir al circulo cercano. Es una manera muy negativa de ver el mundo”, aseguró Morelli, a lo que sumó: “después hay que pensar que una cosa es quejarse para movilizarme al cambio y la otra es quejarme por quejarme”.

Entradas relacionadas