Se detectó un caso de triquinosis en un animal local

Este lunes por la mañana tomó trascendencia un caso positivo de triquinosis en nuestra ciudad. Gisela Vega, médica veterinaria que trabaja en el matadero de cerdos, explicó en qué circunstancias se detectó el caso y cómo realizan los controles de triquinosis en la ciudad.

Los productores traen su capón o su chancha y nosotros además de hacerle la faena le hacemos al 100% de los animales un análisis de triquina”, explicó Vega. Habitualmente, los análisis suelen solicitarlos los mismos productores locales que practican la faena con fines de consumo propio o familiar, no para la venta del chacinado en cuestión.

En este caso nos trajo un productor tres muestras, supuestamente eran de tres capones, y nos dio positivo el viernes”, detalló la veterinaria. El positivo correspondió a uno de los animales, sin embargo la carne del mismo se había mezclado con la de los otros dos, por lo que toda la mercadería tuvo que ser decomisada. Afortunadamente, el producto no se había consumido.

Vega también aprovechó la oportunidad para advertir acerca de los riesgos que conlleva la enfermedad, que puede llegar a afectar a todos los músculos del cuerpo, incluido el corazón, y en algunos casos hasta puede resultar fatal.

Todo lo que uno consume tiene que tener un veterinario de registro que controle la procedencia del animal, que venga con los certificados, que controle la materia prima de donde se saca y cómo sale el producto a venta, por eso nunca jamás hay que consumir un chacinado que no tenga etiqueta”, agregó.

Entradas relacionadas