Sentidas palabras del Obispo sobre Roberto Pellegrino: “semejante pérdida nos deja francamente desolados”

El dolor por la muerte del profesor Roberto Pellegrino trasciende las fronteras locales. Se han visto mensajes de lamento y condolencias desde 9 de Julio, Lincoln e incluso Ameghino, sobresaliendo una carta pública redactada por el Obispo Ariel Torrado Mosconi ya que el bragadense era su Delegado de Educación. Dijo que “semejante pérdida nos deja francamente desolados, por lo que resaltó sus valores, acciones y dedicación. “Quiero destacar su persona y trayectoria”, añadió.

El Obispo aseguró estar “profundamente conmovido”. Contó que Roberto era parte de Junta Regional de Educación Católica y Representante Legal del colegio “Nuestra Señora” de Lincoln.

Lo describió como un “esposo y padre ejemplar” y un “cristiano comprometido”. Además, resaltó su “eficaz contribución de los últimos años a la educación católica en el ámbito diocesano.

EL MENSAJE COMPLETO

Hondo pensar y sentida gratitud

Profundamente conmovido por la triste noticia del deceso del profesor Roberto Pellegrino, a raíz del accidente cerebrovascular tenido hace unos días, deseo manifestar mi cercanía, en nombre también de la Iglesia diocesana, a su esposa Geraldina e hijos, a su mamá Marta y hermanos, a la entera familia, a la Junta regional de educación católica de la cual formaba parte y del colegio “Nuestra Señora” de Lincoln del cual era Representante legal.

Quiero destacar su persona y trayectoria. Esposo y padre ejemplar, dedicado a su familia a la cual tenía en el primer orden de sus valores y prioridades. Trabajador dedicado e incansable, podía todo de sí en cuanto emprendía o se le encomendaba. Cristiano comprometido supo vivir su vocación plenamente laical integrado discreta y generosamente, junto a su familia, en su comunidad parroquial.

Aún con la natural conmoción ante su partida, quiero poner de relieve su eficaz contribución de los últimos años a la educación católica en el ámbito diocesano. Persona de consulta por su experiencia y capacidad de valorar adecuadamente los problemas, emprendedor sin dilaciones ante dificultades o problemáticas a resolver y siempre disponible ante requerimientos o urgencias que requerían su aporte. Gracias a su contribución la J.U.R.E.C. y los colegios católicos han crecido significativamente en muchos aspectos.

Semejante pérdida nos deja francamente desolados. Necesitaremos un tiempo para elaborarla y asumirla. La luz de la fe que permite ver aún en medio de la oscuridad de este pesar, la esperanza sostiene, alienta y conforta para poder seguir adelante y el amor que nos mantiene unidos sosteniéndonos unos a otros, nos ayudarán a recomponernos y seguir caminando. Su ejemplo es también su legado que deberá servir de testimonio y estímulo para continuar trabajando por la educación. La oración sentida y confiada será apoyo y sostén. Invocando el consuelo que viene de Dios, los bendice de todo corazón

+ Ariel Torrado Mosconi

Entradas relacionadas