Torello acompaña un pedido de juicio político contra el presidente Alberto Fernández

Gran polémica existe a nivel nacional por la foto que se filtró recientemente sobre el festejo del cumpleaños de la Primera Dama, lo cual agudiza los reclamos sobre situaciones irregulares que habrían sucedido en la Quinta de Olivos el año pasado mientras se exigía el confinamiento estricto. El diputado nacional Pablo Torello no dejó pasar el asunto y junto a otros legisladores se encuentra acompañando un pedido de juicio político contra el presidente Alberto Fernández.

La decisión de acompañar el proyecto de resolución de Waldo Wolff y Luis Petri había sido adelantada por Torello ayer por la anoche en su cuenta de Twitter, cosa que se está efectivizando en el día de hoy.

Denuncian un «mal desempeño -del Presidente de la Nación- y eventual comisión del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público en el ejercicio de sus funciones«, lo cual no sólo lleva la firma de los autores y de Torello, sino también de Jorge Enríquez, Gabriela Lena, Gonzalo del Cerro, David Schelerth, Fernando Iglesias, Francisco Sanchez, Adriana Caceres, José Luis Patiño y Héctor Stefani.

En la fotografía filtrada, que data del cumpleaños de Yañez del 14 de julio del año pasado, la pareja presidencial posa sin barbijo junto a una decena de comensales alrededor de una larga mesa, sin respetar la distancia mínima obligatoria entre ellos, de acuerdo a lo dictado por el decreto que se encontraba vigente.

«El artículo 53 de la Constitución Nacional otorga a esta Cámara la facultad de acusar ante el Senado al Presidente de la Nación por mal desempeño o por la comisión de un delito en el ejercicio de sus funciones», señala el proyecto presentado por los diputados opositores.

«Es en ejercicio de esta facultad que vengo a proponer a este cuerpo el inicio del proceso institucional de juicio político contra el Presidente de la Nación Argentina, doctor Alberto Ángel Fernández, por las causales de mal desempeño en la gestión de la pandemia que ahora se suma a la comisión de un delito común, pero de extrema sensibilidad para todos los argentinos, de violación de las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la propagación de una epidemia según lo establecido en el artículo 205 del Código Penal«, agrega.

Cuestionan que mientras se exigía a la población una cuarentena estricta durante el año 2020, con prohibición de reuniones familiares de todo tipo, inclusive de velorios, el Presidente de la Nación y la Primera Dama celebraban cumpleaños y recibían gente de manera presencial en la residencia presidencial de Olivos, violando nuevamente las restricciones impuestas por la pandemia».

Entradas relacionadas