Tras las agresiones a los árbitros, se expidió el Tribunal: suspensión de 3 años para el jugador y 10 fechas para el DT

Luego de la violencia registrada en dos partidos de fútbol durante el fin de semana pasado, el Tribunal de Disciplina Deportiva emitió ayer su veredicto, disponiendo importantes sanciones contra las dos personas que agredieron a los árbitros. Aplicó una suspensión durante 3 años para el jugador de San Martín y de 10 partidos para el Director Técnico del Club Sportivo Warnes.

Ambos partidos se habían disputado el domingo, quedando pospuestos por la actitud de los agresores. El primero sucedió en el Estadio del Complejo Deportivo Municipal, donde Sportivo Warnes se enfrentó con el equipo del SEMB y ganaba por 1 a 0. El árbitro amonestó a un jugador de Warnes, lo que generó el enojo del Director Técnico (Martín Ignacio Sali), quien se acercó al juez y lo insultó, derivando en su expulsión. ¿Cuál fue la respuesta? Un codazo en el estómago.

A raíz de la situación, el Tribunal de Disciplina dispuso 10 fechas de suspensión para Sali y la reprogramación del partido para las 20hs del próximo domingo (serán 2 tiempos de 26 minutos cada uno). Además, estableció que Sportivo Warnes tendrá que afrontar todos los gastos que implique dicha reprogramación.

En lo que respecta al otro partido, tuvo como rivales a Bragado Club y San Martín. El agresor fue Federico Agustín Venche, quien se enojó cuando el árbitro le sacó tarjeta amarilla ante una infracción, procediendo a contestarle con un cabezazo (allí obtuvo una segunda tarjeta) y luego con un golpe de puño en el rostro.

Venche quedó suspendido por 3 años. El partido fue reprogramado para las 18:30hs del próximo domingo, oportunidad en la que se finalizará con 2 tiempos de 15 minutos cada uno. Al igual que en el otro caso, se dispuso que el equipo del agresor (San Martín) afronte todos los gastos.

Entradas relacionadas