Triquinosis: DECOMISAN CHACINADOS EN PEHUAJÓ

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

En horas de la tarde del martes la Municipalidad de Pehuajó, conjuntamente con el Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), fue parte de un operativo que consistió en un allanamiento ordenado por la Fiscalía de Pehuajó en un comercio ubicado en calle Chassaing -y en un local que está ubicado enfrente y que pertenece al mismo negocio-, a metros de la intersección con Altes. Posteriormente, y a raíz de la denuncia del Municipio, el Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense dispuso la clausura de los mismos.


Uno de los locales en cuestión se dedica a la venta, mientras que el otro está destinado a la elaboración. La Justicia, conjuntamente con la Policía, debió intervenir porque el comerciante se negó en primer momento a ceder su mercadería para los respectivos análisis y estudios. Vale aclarar que este operativo se llevó a cabo debido a la aparición de sospechas de casos de triquinosis en personas que afirmaron haber consumido embutidos en ese negocio.
Al respecto, el titular del área de Salud de Pehuajó, José Pichetto, informó que “ayer consultaron al Hospital una paciente mayor de edad con signosintomatología de probable triquinosis. La paciente se encontraba febril, con edema palpebral y con un cuadro de polimialgia. Se le hacen los análisis correspondientes y en principio tenía un aumento de las enzimas musculares”.
“Interrogando a la paciente, refiere que toda la familia consumió embutidos que había comprado en el local de Tetamantti ubicado en calle Chassaing. Ahí mismo se interrogó a su familia y se le hicieron los análisis correspondientes a dos familiares, los cuales dieron un porcentaje de enzimas elevadas, pero los pacientes se encuentran asintomáticos. Luego, se totalizaron unos siete pacientes que consultaron a la Guardia del Hospital, todos diciendo que consumieron embutidos del señor Tetamantti de calle Chassaing”, agregó.
Y además señaló que “en principio no hay que transmitir ninguna alarma ni desesperación a los pacientes, ni a sus familiares. Clínicamente, lo que tienen que hacer aquellas personas que consumieron embutidos y que presentan algún síntoma como fiebre, dolores musculares, diarrea o inyección conjuntival, deben concurrir urgentemente al servicio de Guardia del Hospital o a cualquier profesional médico”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas