Un sector del radicalismo homenajeó a Alfonsín en la plaza que lleva su nombre

Tal como estaba programado, ayer por la tarde se realizó el acto complementario en homenaje a Raúl Alfonsín tras cumplirse el 12° aniversario de su fallecimiento. Fue organizado por el sector del radicalismo «Adelante Buenos Aires», aunque también estuvo presente Gustavo Benalal en su carácter de presidente electo del Comité, representantes de la militancia en general, e incluso autoridades del Ejecutivo. Hubo discursos y se plantó un ejemplar de ceibo.

El evento se llevó a cabo en la plaza que lleva el nombre del expresidente. Según se indicó, el ceibo fue elegido como “símbolo de nuestra nacionalidad, a la que él sirvió hasta sus últimos días”, siendo tres personas las que se encargaron de plantarlo: el militante Humberto “Chuto” Cavenaghi, la ex concejala Maite Berriochoa y Jonathan Ponciano, de la Juventud Radical.

Entre los concurrentes estuvo el intendente de Lincoln, Salvador Serenal, quien manifestó que “en lo personal para mí es un orgullo, un honor y tengo una emoción enorme de compartir con todos ustedes este momento tan especial”. Indicó que “las personas que trascienden siguen viviendo en cada uno de nosotros” y citó el caso de Raúl Alfonsín tras considerar que “marcó un antes y un después en nuestra historia; es el padre de nuestra democracia”.

Según Serenal, Alfonsín “es una persona que reunía todo lo que debe reunir un gran político: tenía valores, ideales, vocación de servicio, pasión y muchos cojones; fue uno de los pocos que se enfrentó a los militares”. También resaltó que “nos legó la responsabilidad de fortalecer a nuestra democracia”.

Por su parte, la joven Narela Biancatto lo definió como “un ejemplo a seguir” ya que “dedicó más de 60 años a la vida pública” y fue decisivo para nuestra historia. En tal sentido, habló de la importancia de “recoger su prédica, preservar la democracia para siempre y por sobre todo construir una democracia plural donde rijan las instituciones y donde sepamos conjugar la libertad con la igualdad”.

En cuanto a Cavenaghi, sostuvo que Alfonsín fue “uno de los líderes más distinguidos que aportó la gloriosa Unión Cívica Radical al desarrollo argentino y como alternativa a la gran decadencia nacional que vivíamos en aquel momento”. “Hasta que me quede un hálito de vida, jamás olvidaré sus emocionados y vehementes discursos donde aprendí tantas cosas significativas de la buena política”, enfatizó.

Vale destacar que también se entonaron las estrofas del Himno Nacional y se escuchó el llamado “rezo laico” (preámbulo de la Constitución Nacional) pronunciado por el Padre de la Democracia al finalizar su campaña electoral de 1983.

Entradas relacionadas