YA NO ESTÁN EN MECHITA LA VIEJA LOCOMOTORA A VAPOR Y EL VAGÓN “PRESIDENCIAL”: QUEDARÁN EN EL MUSEO DE RETIRO

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dos reliquias muy queridas por la localidad de Mechita han dejado de estar guardadas en los talleres ferroviarios de TMH. Se trata de la imponente locomotora a vapor que estaba guardada allí desde hace muchos años y también el histórico vagón O. 4 popularmente conocido como “presidencial”. El 10 de febrero fueron llevados al Depósito de Locomotoras de Haedo, con un destino final que será el Museo Nacional Ferroviario de Retiro (Buenos Aires).

La locomotora es la Vulcan Foundry N°1567 fabricada en Inglaterra en el año 1948, de la cual quedan muy pocas en el mundo. Pertenecía al Ferrocarril del Sud (luego Ferrocarril Roca) y fue utilizada para el transporte de pasajeros y carga. Alcanzaba los 160km/h y tenía un peso de 141.200 kgs.

El desuso generó que la máquina se deteriorara, motivo por el que su custodia fue cedida al Ferroclub de Chivilcoy, que la restauró, aunque luego quedó archivada en Mechita durante muchos años hasta volver a perder su capacidad de movilidad autónoma.

En el caso del coche oficial O. 4, tiene una historia centenaria ya que data del año 1905 y perteneció al ex presidente Manuel Quintana (otras versiones indican que fue fabricado en 1919). Se destaca por el lujo que tenía para la época, ya que contaba con tres dormitorios (uno con lavamanos), cocina, un baño y un living con estufa hogar a carbón. Permanece en su forma original, con el plus de que había sido restaurado en el 2018 para la visita a Mechita del entonces presidente Mauricio Macri (llegó a los talleres de TMH a bordo del vagón).

Según indicó el director del Museo Nacional Ferroviario, Santiago Bacigalupo (estuvo en Mechita durante el traslado), el coche oficial será restaurado nuevamente para poder exponerlo al público. Dijo que posee un “gran valor” para el patrimonio histórico ferroviario y  destacó que “es un vehículo más rescatado, de tantos que se han perdido”. Aseguró que “como este ejemplar quedan muy pocos en el país, y no podemos dejar que se sigan deteriorando”.

UNA VOZ CRÍTICA AL TRASLADO

La decisión de asignar un nuevo destino al coche oficial generó voces encontradas (no así la locomotora a vapor debido a su pertenencia al Ferroclub de Chivilcoy). Uno de los que no está de acuerdo es Juan Carlos Barucco, quien trabajó durante 48 años en el ferrocarril y conformó el grupo “Salvemos al tren”. Considera que el vagón presidencial pertenece a la historia de Bragado, por lo que reclama su continuidad en Mechita, e incluso manifestó su descontento en un folleto que entregó a los concejales.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Entradas relacionadas